Según informa la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) en un comunicado, este Via Crucis pretende dejar que la historia del Evangelio dialogue con el grito que surge hoy de la Amazonía.

Así, los líderes indígenas, ribereños, campesinos, los padres sinodales y los expertos que han venido de todo el mundo para participar en el Sínodo de la Amazonía, recorrerán en procesión las estaciones de la pasión y muerte de Jesús en Via della Conciliazione, en la ruta que conecta Castel Sant’Angelo con la plaza de San Pedro.

Este Vía Crucis forma parte del programa de “Amazonía: Casa Común”, una iniciativa creada para animar el Sínodo con actividades paralelas al mismo.

Problemas de los pueblos indígenas

Sobre el Via Crucis, sor María Eugênia Lloris Aguado, miembro del equipo organizador de “Amazonía: Casa Común”, explica que “siguiendo la lógica y la estructura del camino católico de la cruz, la idea es incluir los problemas de los pueblos indígenas en cada estación: marginación, desigualdades sociales, la expropiación de los territorios, la indiferencia, el daño al medio ambiente será el hilo rojo del camino que nos llevará a lo largo de las quince estaciones hasta la plaza de san Pedro”.

Igualmente, el hermano misionero comboniano Antonio Soffientini subraya que “para muchos pueblos de la Amazonía, la vida parece un Via Crucis. Todos los días hay una estación donde experimentan el sufrimiento de la cruz. Celebrar con los indígenas este momento significa caminar con ellos y ayudarlos a llevar estas cruces, recordando que el Viernes Santo no es la última palabra y que el Via Crucis tiene sentido porque existe el Domingo de Pascua, la alegría de la Resurrección. Queremos ser solidarios con el sufrimiento de nuestros hermanos”,

Mártires luchadores

El comunicado de la REPAM también expone que en el camino habrá algunas imágenes del Via Crucis latinoamericano, creado por el argentino Adolfo Pérez Esquivel en 1992, que se realizó para conmemorar los 500 años del inicio de la conquista de América, y que se alternarán con las de los muchos mártires: Óscar Arnulfo Romero, Dorothy Stang, Ezekiel Ramin, Chico Mendes, Cleusa Carolina Coelho y Marçal de Souza, hombres y mujeres que murieron para defender la Casa Común.

Efectivamente, estas imágenes ayudarán a recordar “las diversas violaciones de los derechos humanos y los mártires que han luchado durante estos años por los ideales de libertad, justicia social y solidaridad”, apunta Antonio Soffientini.