Foto del Papa Francisco preocupado. Fuente: AFP