Marcelo Ebrard junto al Cardenal Pietro Parolin en México. Foto: Secretaría de Relaciones Exteriores