Monseñor Felipe Santiago Benítez renovó la catequesis de la Iglesia en Paraguay

El arzobispo emérito de Asunción falleció el pasado día 19 de marzo

Share this Entry

ASUNCIÓN, lunes, 23 marzo 2009 (ZENIT.org).- El pasado 19 de marzo falleció el arzobispo emérito de Asunción, Paraguay, Felipe Santiago Benítez. El funeral fue concelebrado por todo los obispos del país el pasado sábado 21 de marzo.
 
Según informó a ZENIT la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Paraguaya monseñor Felipe Santiago Benítez, arzobispo emérito de Asunción, falleció el 19 de marzo en el Hospital Universitario de la capital.
 
El velorio y sepelio tuvo lugar en la catedral metropolitana. La misa de cuerpo presente se ofició el sábado 21 de marzo, a las 10 de la mañana, concelebrada por todos los obispos del Paraguay.
 
Monseñor Felipe Santiago Benítez nació el 1 de mayo de 1926 en la ciudad de Piribebuy. Ocupó el curato en varias parroquias y ocupó cargos en la curia metropolitana. Fue el primer secretario de la Universidad Católica. Se ordenó obispo el 24 de setiembre de 1961, desempeñándose como obispo auxiliar de Asunción hasta el 7 de setiembre de 1965.
 
Doctor en Teología. Promovió a los obreros en la JOC y fundó el Movimiento Obrero Católico (MOC). Incursionó en el periodismo. Fue director de Comunidad, revista eclesiástica, catequesis latinoamericana, etc.
 
Fue nombrado Obispo de Villarrica del Espíritu Santo el 15 de enero de 1966 y la pastoreó durante 23 años (1966-1989). Trabajó durante 30 años en el Consejo
Episcopal Latinoamericano-CELAM- sobre todo en el Comité Latinoamericano de la FE (1962-1972), en el Departamento de Catequesis y en la primera vicepresidencia.
 
Participó en tres Conferencias Generales del Episcopado Latinoamericano: Medellín, Puebla y Santo Domingo.
 
Actuó durante cuatro periodos seguidos como presidente de la Conferencia Episcopal de Paraguay (CEP) (1972-1984). Colaboró con la Santa Sede en la comisión que preparó el Directorio General Catequístico (1971), en la Comisión Pontificia para la América Latina, en el Consejo Internacional de Catequesis y en la Comisión Pontificia para el Catecismo de la Iglesia Católica.
 
Se dedicó a la restauración del diaconado permanente de hombres casados; la amplia renovación de la catequesis, la promoción de catequistas y la elaboración de textos.
 
Fue arzobispo de Asunción desde 1989, gran canciller de la Universidad Católica, presidente de la Comisión Episcopal de los Seminarios, presidente de la Comisión Episcopal de la Universidad Católica, presidente de la Comisión de Arte Sacro de la CEP.
 
Durante su periodo en la Arquidiócesis se elaboraron las Líneas y Propuestas Pastorales (LPP) y se realizó el primer Sínodo Arquidiocesano.
 
Para más información: www.episcopal.org.py

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación