El presidente de Chipre visita al Papa en plena negociación de reunificación

La Comunidad de San Egidio colabora en el proceso

Share this Entry

ROMA, miércoles 25 de marzo de 2009 (ZENIT.org).- El Papa Benedicto XVI recibirá el próximo viernes al presidente de la República de Chipre, Demetris Christofias, según ha comunicado este miércoles oficialmente la embajada de este país ante la Santa Sede.

Esta visita al Papa, corrobora la Embajada, «pretende mantener y reforzar las buenas relaciones entre Chipre y la Santa Sede».

El presidente chipriota acudirá al Vaticano acompañado de su esposa, Elsie, y del Ministro de Asuntos Exteriores, Markos Kyprianou. Como es habitual, tras saludar al Papa, Christofias mantendrá un encuentro con el secretario de Estado, Tarcisio Bertone. Posteriormente, tiene previsto dar una conferencia de prensa para explicar los pormenores de la visita.

Esta visita, según la embajada chipriota, se inscribe dentro de las negociaciones que se están llevando a cabo desde principios de 2008 para encontrar una solución a la división del país, y en las que ha tenido un papel importante la Comunidad de San Egidio, movimiento católico nacido en Roma después del Concilio Vaticano II.

Precisamente, el presidente y su séquito tienen previsto cenar el mismo viernes con Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio, horas antes de volver a Chipre.

«Gracias a Christofias las negociaciones se han agilizado de cara a la reunificación de la isla en un estado federal bajo un gobierno único y respetuoso con cada una de las comunidades».

Colonia británica hasta 1960, Chipre se dividió tras la independencia entre la población de origen griega y turca. Tras una serie de enfrentamientos entre ambas comunidades, en 1974 Turquía invadió el norte del país, constituyendo posteriormente la República Turca del Norte de Chipre, que no está reconocida por la comunidad internacional.

El país, formado por un 78% de greco-ortodoxos y un 18% de musulmanes, ingresó en la Unión Europea en el año 2004.

En los últimos meses, se han intensificado las negociaciones de cara a una futura reunificación de la Isla, en las que la Iglesia católica ha tenido un importante papel moderador. El propio arzobispo de Chipre, Crisóstomo anunció el pasado mes de diciembre su deseo de acudir a Roma para pedir al Papa Benedicto XVI su ayuda en la solución del problema de Chipre.

Por Inma Álvarez

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")