Francisco en Tierra Santa: la peregrinación comienza en Jordania

A lo largo de la geografía jordana se pueden descubrir lugares mencionados en el Antiguo y Nuevo Testamento

Share this Entry

El próximo 24 de mayo, el papa Francisco realizará su primer viaje a Tierra Santa. No es de extrañar que su primera parada sea en Amman, capital de Jordania, puesto que el país fue testigo de numerosos hechos narrados en la Biblia.

Ese día, a las 16 horas, el Pontífice argentino tiene previsto celebrar la misa en el estadio internacional de Amman. Luego, a las 19 horas, visitará el sitio del Bautismo de Jesús en Betania de Transjordania, a orillas del río Jordán. Y en la misma localidad, en la iglesia latina, encontrará a refugiados y jóvenes discapacitados.

La visita del Santo Padre durará sólo unas horas, pero merece la pena recorrer el país de norte a sur, por el histórico Camino de los Reyes. A continuación, les proponemos algunos de los lugares que se pueden descubrir y de los que se ya se hacía mención en el Antiguo y Nuevo Testamento.

Anjara: esta ciudad se menciona en la Biblia como el lugar en el que Jesús, su madre María y sus discípulos pasaron y descansaron en sus viajes del Mar de Galilea hasta Betania. Hoy en día hay un moderno santuario dedicado a la Virgen de la Montaña. 

Betania de Transjordania: es el enclave bíblico más importante de Jordania situado en la orilla este del río Jordan. Aquí se estableció Juan Bautista y fue donde bautizó a Jesús. También fue el lugar dónde Jesús oró por primera vez ante Dios y reunió a sus primeros discípulos.  Actualmente hay una iglesia de época bizantina y se han encontrado restos de cinco iglesias paleocristianas.

Madaba: la ciudad se menciona en el Antiguo Testamento como Medeba. Se la conoce como la ciudad de los mosaicos ya que posee una de las colecciones más importantes de mosaicos bizantinos del mundo. La joya de Madaba se sitúa en el suelo de la Iglesia de San Jorge. Se trata de un mapa que reproduce Tierra Santa y Jerusalén considerado como el mapa religioso de Tierra Santa más antiguo.

Monte Nebo: lugar donde Moisés llegó desde Egipto y vislumbró la Tierra Prometida. Se dice que Moisés fue enterrado aquí aunque no se conoce el lugar exacto. Desde el Monte Nebo hay unas bonitas vistas al Mar Muerto, al valle del río Jordan, Jericó y a las colinas de Jerusalén. 

Mar Muerto: en la zona del punto más bajo de la tierra se vivieron los trágicos acontecimientos de Sodoma y Gomorra y donde la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal tras desobedecer a Dios. De hecho, en una zona frente al Mar Muerto hay una formación rocosa que se dice que es “la estatua de sal de la mujer de Lot”.  Cerca de la ciudad de Safi se encuentran una iglesia y un monasterio dedicados a Lot, construidos en los alrededores de la cueva en la que se cree, se refugiaron Lot y sus hijas.

Mukawir: esta zona se identifica como el palacio de Herodes, gobernador romano de la región durante la época de Jesucristo. Se dice que en este palacio Herodes apresó a Juan Bautista y lo decapitó tras la famosa danza de Salomé.

Petra: casi con total seguridad fue la última parada de los tres Reyes Magos camino a Belén.

El papa Francisco, que anunció su viaje a Tierra Santa del 24 al 26 de mayo próximo, será el cuarto pontífice en visitar los Santos Lugares, tras Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")