El Papa exhorta a las CE de Europa a ser voz profética

Print Friendly, PDF & Email

Participantes de la Asamblea Plenaria del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa se reúnen con el Santo Padre

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

Es importante que los pastores y las familias trabajen juntos, con espíritu de humildad y diálogo sincero, para que las comunidades parroquiales se conviertan en «familia de familias». Así lo asegura el santo padre Francisco en el discurso que ha entregado esta mañana a los participantes de la Asamblea Plenaria del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa.

El tema de la Plenaria -Familia y futuro de Europa- constituye una ocasión importante para reflexionar juntos sobre cómo valorar la familia, en cuanto recurso precioso para la renovación pastoral, indica el Papa en el texto.

Además, recuerda que no faltan diversas experiencias de pastoral de la familia y de compromiso político y social para ayudarlas, ya sea a las que viven una vida matrimonial normal, como a las marcadas por problemas o rupturas. «Es captar estas experiencias significativas presentes en los diversos ámbitos de la vida de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, sobre las que ejercer un discernimiento adecuado, para después «incorporarlas a la red», involucrando así otras comunidades diocesanas».

Por otro lado, señala que la colaboración entre pastores y familias se extiende también en el campo de la educación. «Una colaboración abierta entre realidad eclesial y familia, favorecerá la maduración de un espíritu de justicia, de solidaridad, de paz y también de valentía en las propias convicciones».

Francisco indica en el discurso que «se trata de apoyar a los padres en la responsabilidad de educar a los hijos, tutelando su derecho imprescindible de dar a los hijos la educación que crean más adecuada». Y añade que «los padres, de hecho, son los primeros y principales educadores de sus hijos, por tanto tienen el derecho de educarles según sus convicciones morales y religiosas».

En este sentido, «se podrán delinear directivas pastorales comunes y coordinadas para promover y sostener eficazmente las escuelas católicas», asegura el Papa.

Para finalizar el discurso, el Santo Padre anima a los presentes a seguir en sus esfuerzos para favorecer la comunión entre las diversas Iglesias de Europa, facilitando una colaboración adecuada para una fecunda evangelización. Y así, les invita ser una «voz profética» en la sociedad, especialmente «cuando el proceso de secularización en curso en el continente europeo tiende a hacer cada vez más marginal el hablar de Dio»‘.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }