"Que el Sínodo sea el lugar privilegiado de la colegialidad"

Print Friendly, PDF & Email

El cardenal Baldisseri explica el funcionamiento y metodología del Sí­nodo Extraordinario de los Obispos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

En la homilía en la Capilla Sixtina el 14 de marzo de 2013, el papa Francisco dio una línea del pontificado, citando tres verbos: caminar, edificar y profesar; situando en el primer puesto «caminar». Y caminar juntos es precisamente «Sínodo». Así lo ha recordado este lunes el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general de Sínodo, en su relación de apertura de la Asamblea Sinodal que durante dos semanas debatirá sobre «Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización». Esta Asamblea Sinodal cuenta con 253 participantes, entre los que se encuentran cardenales, obispos, sacerdotes y laicos.

El secretario general ha aprovechado su intervención para explicar cómo ha sido la preparación de la III Asamblea General Extraordinaria. De este modo, ha recordado que el documento Preparatorio fue presentado el 5 de noviembre de 2013. «Con este acto público se ofrecía una amplia consulta a toda la Iglesia, que ha visto trabajar a las comunidades locales en la reflexión y la oración sobre el tema de la Asamblea sinodal», ha afirmado. Además ha destacado que el cuestionario suscitó un gran interés entre los pastores y los fieles, demostrado por el alto porcentaje de las respuestas recibidas: el 83,11 por ciento del total de los interesados (88,59 por ciento de las Conferencias Episcopales; 65,38 por ciento de los Dicasterios de la Curia Romana; 76,92 por ciento de los Sínodos de las Iglesias Orientales). A estas respuestas se añaden las numerosas observaciones de individuos y grupos, tanto dentro como fuera de la Iglesia.

Por otro lado, ha precisado que las aportaciones, que se han dado como respuestas al cuestionario del Documento Preparatorio, «han sido objeto de un esmerado examen y estudio por parte de la Secretaría General y del Consejo Ordinario». El abundante material recogido se sintetizó en la redacción del Instrumentum laboris, que se hizo público el pasado 26 de junio de 2014.

Paralelamente a estas actividades de preparación, el cardenal Baldisseri ha explicado que la Secretaría General ha llevado a cabo otras actividades, con el fin de analizar algunos temas específicos. Con este propósito, se han organizado varias reuniones “Interdicasteriales”, que han incluido a representantes de algunos Dicasterios de la Curia Romana así como a personalidades del mundo académico de las Universidades Pontificias Romanas. En estos encuentros se ha realizado una importante tarea de estudio y profundización.

Por último, ha recordado que se han puesto en marcha algunas iniciativas de oración acerca de la familia. En concreto, ha indicado que desde hoy, en la Basílica de Santa María la Mayor de Roma los fieles rezarán por el Sínodo en la Capilla de la Salus Populi Romani. Allí estarán expuestas las reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús y sus beatos padres, Zélie y Louis Martin, así como las reliquias de los beatos cónyuges Luigi y Maria Beltrame Quatrocchi.

Cambiando de tema, el purpurado ha explicado algunas novedades de este Sínodo. La primera novedad –ha precisado– concierne al camino sinodal que ha querido el Santo Padre. «Un camino que se desarrollará entre dos sínodos: la actual Asamblea Extraordinaria y la Ordinaria del próximo año. Un tiempo fuerte y oportuno, un Kairos para toda la Iglesia: pastores y fieles, en el cual dejarse guiar por el Espíritu Santo para realizar la sinodalidad a la que nos ha llamado en diversas ocasiones el Santo Padre como elemento relevante del pontificado y de la vida de la Iglesia».

Al respecto ha afirmado que «todos somos conscientes de que en la libertad crece la comunión fraterna, se enriquece el debate y se identifican las opciones pastorales más adecuadas para la familia de hoy». De este modo «la discusión en el Sínodo será abierta, habrá confrontación y los participantes en sus diversas funciones están llamados a hacer predominar, no su propio interés o punto de vista, sino a buscar la verdad, que no es un concepto abstracto, fruto de especulación filosófica o teológica, sino la persona de Cristo, Hombre-Dios, hombre histórico e Hijo del Padre».

Otra novedad de la metodología sinodal consiste en la Relatio Synodi, es decir, el documento que contiene la síntesis de los trabajos sinodales y que, tras las oportunas enmiendas de los Círculos menores se presentará en el Aula en su redacción definitiva para la aprobación de la Asamblea. Esto significa que no habrá Propositiones, como en los otros tipos de Asambleas sinodales. Esta Relatio Synodi, –ha explicado– una vez aprobada por la Asamblea, se entregará al Santo Padre para que disponga de ella a su discreción y decisión.

La Relatio ante disceptationem esta vez se ha compuesto con la aportación de las intervenciones de los Padres sinodales recibidas por la Secretaría General antes del comienzo del Sínodo. «El objetivo ciertamente no era controlar el contenido de las intervenciones, sino responder mejor al sentido sinodal y colegial de los Padres, que son portadores de las experiencias y de las exigencias de las Iglesias particulares y de otros organismos». Por otro parte, la Relatio post disceptationem, que concluirá la primera semana de los trabajos, se entregará a los Padres sinodales, que la examinarán en los circuli minores, la estudiarán y aportarán su contribución, siguiendo las normas descritas en el Vademecum, para la elaboración y redacción del documento final, que será un texto sinóptico integral.

Para concluir, el cardenal Baldisseri ha deseado que «esta Asamblea sinodal sea el lugar privilegiado de dicha colegialidad sinodal, que anuncia el Evangelio caminando, y que esté impregnada de una nueva apertura al Espíritu, de un método y un estilo de vida y de testimonio, que garantice la unidad en la diversidad, la apostolicidad en la catolicidad».

Share this Entry

Staff Reporter

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }