Concluyó en Roma el congreso de movimientos populares

En el auditorio del Salesianum, el cardenal Turkson indicó: ‘La Iglesia en estos tres días estuvo aquí­ y les ha escuchado’. El lema del congreso latín: ‘Terra, domus, labor’

Share this Entry

En el auditorium del Salesianum, situado en una residencia de los salesianos cercana a Roma, unas 200 personas participaron en las diversas exposiciones que realizaron los ponentes de las agrupaciones allí presentes, llegadas desde 40 países de los cinco continentes, y que mayoritariamente representaban movimientos informales.

En la conferencia de cierre del evento, hoy miércoles, el cardenal Peter Turkson les recordó a los presentes: “La iglesia tiene casa de cura, hospitales, politécnicos, y tantos lugares en los que ayuda a los necesitados. Lo diverso es que la Iglesia en estos tres días estuvo aquí y les ha escuchado”. Añadió que las escuelas, politécnicos, hospitales y todo lo demás es positivo, “pero también es importante que ustedes sean protagonistas de sus acciones. Si hay algún protagonista hay que crear un espacio para que se vuelva protagonista”.

“Ustedes son protagonistas –añadió– consideren a la Iglesia como una aliada”. Esto porque “nosotros siempre hemos aceptado un diálogo, como les escuchó el papa Francisco. Ustedes pudieron hablar con claridad y nosotros pudimos escucharles. Y nosotros queremos animarlos a continuar en vuestras iniciativas”.

Les pidió también que distribuyan las copias del discurso del Papa, y añadió que “después les pediremos una opinión. Les servirá para reflexionar y queremos saber vuestra reacción”.

Concluyó deseándoles la bendición del Señor y que les ayude y acompañe. Poco después de la reunión bendijo los objetos religiosos que muchos participantes habían comprado en Roma.

Sobra decirlo que el momento más importante de los tres días del encuentro fue la audiencia de este martes con el papa Francisco, que a 360 grados indicó los problemas del mundo que afectan especialmente a los más pobres.

El auditorio del congreso tenía un fondo escrito en latín: ‘terra, domus, labor’. Allí los diversos líderes, de diversas religiones, países, razas y tendencias ideológicas, e incluso ateos o no creyentes, manifestaron los problemas principales que sienten en sus comunidades. A pesar de esta diversidad, todos mostraron satisfacción por este encuentro, y porque el Papa les apoya en el dolor y dificultades que ellos tienen.

Los había de los cinco continentes. Casi una torre de babel si no fuera gracias a las traducciones en cuatro idiomas.

ZENIT le preguntó a algunos de los presentes sus inquietudes. Yilmaz Orkan, del Kurdistan, indicó que los dos delegados de su país no lograron venir porque no pudieron obtener la visa de salida. Recordó que su problema son los 8 millones de desplazados, y esto sigue. Pidió que la comunidad internacional detenga al Califato Islámico (ISIS por sus siglas en inglés), que abran un corredor humanitario, que detengan el financiamiento de los países que apoyan al Isis, aunque reconoció que el tema central del encuentro no eran ellos.

Por su parte, Alberto Ugarte de Cusco, voluntario del movimiento ‘Actuemos Todos por la Dignidad cuarto mundo’, intervino indicando que el problema de la pobreza no es sólo de los países del sur que toca hoy a los países del primer mundo. “Yo estoy comprometido –dijo– con familias pobres en España y Francia, he visto personas viviendo en la calle”. Hay que entender la pobreza no sólo como carencia económica o falta de oportunidades para el desarrollo, sino la pobreza como una situación en sí misma de violencia”.

Marín Esparza, mexicano dle DF. indicó: “Acudimos a este encuentro convocado por el padre Francisco para discutir temas de interés mundial”. Añadió que expuso sobre “lo que está pasando en México con los derechos laborales de los trabajadores, violentados por la clase política gobernante, con la complicidad de los políticos y empresarios nacionales y extranjeros”. Criticó que el Gobierno “hace 5 años ordenó la toma de la empresa Luz y Fuerza y el despido de 44 mil trabajadores”.

Siempre de México, otros participantes, del Movimiento de Liberación Nacional han pedido un “alto a la violencia generalizada, inclusive por parte del Estado. Y presentación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa”. Para concluir con un “que se vayan todos”.

Yvan grimaldi, Asociacion ‘Les sauve qui peut’  (salvese quien pueda) indicó que en Francia ellos luchan “a favor de los vendedores de calles de objetos de segunda mano”, una especia de sub “mercado de las pulgas ilegal, y mi trabajo es el de hacer reconocer la legalidad de ese mercado para evitar la criminalización de esas personas”.

Giovanni, campesino de la provincia italiana de Florencia vino como como observador de la red ‘genuino clandestino’. Apoyan a la agricultura pequeña de los campesinos, y tomaron ese nombre para evidenciar la contradicción de la agricultura de pequeña y la de gran escala. “No somos reconocidos y nos pueden multar si vendemos nuestros productos en circuitos paralelos”, dijo.

En una sesión anteriores habló el presidente de Bolivia, Evo Morales, no en cuanto presidente sino como líder campesino. Se vieron también algunas señoras vistiendo ropa andina y el sombrerito ‘coco’ característico. 

La señora Nora Padilla de la Asociación Nacional de Recicladores de Colombia, pidió: “El Gobierno anule las medidas que impiden a los recicladores trabajar, porque han dado concesión a las grandes empresas”.

Flavio Rodrigues da Silva del movimiento brasileño ‘Negro Conen’, solicitó que dentro de la agenda de los movimientos populares sea incluido el problema del racismo, del preconcepto y discriminación contra las personas negras en todas las partes del mundo.

«Esperemos que estas personas siguiendo los consejos del Papa y organizandose, puedan no ser manipuladas por los demagogos de turno, sean políticos, sindicales, o de cualquier índole y mejorar su condición de vida», indicó un participante que prefirió no identificarse. 

Share this Entry

Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")