ZENIT

ZENIT - HSM

El Papa bendice la ciudad de Holguín

Desde la Loma de la Cruz, el Santo Padre se despide de esta localidad cubana y pone rumbo a Santiago de Cuba

Share this Entry

El santo padre Francisco ha bendecido la ciudad de Holguín desde la La Loma de la Cruz, en su último acto en esta ciudad cubana. Este lugar, a una altura de 261 metros al norte de la localidad, está unida histórica, social y culturalmente a la ciudad. Este lugar ofrece una panorámica única de 360º de toda la isla de Cuba.

Al llegar el Papa, un grupo de niños cantaba el himno a la alegría y agitaban banderitaas del Vaticano y Cuba. Tras la bendición Francisco les felicitó porque “cantan muy bien” y les pidió que nos se olviden de rezar por él. A continuación lanzaron al aire globos de colores.

La cruz inicial fue colocada por fray Francisco Antonio de Alegría, prior franciscano de Holguín a finales del siglo XVIII.

Sin embargo, la cruz actual es de inicios de los años ‘90, al sustituir a la precedente que fue destruida por un rayo.

Para llegar a este lugar se puede subir una escalera de 458 peldaños, o en coche por una carretera panorámica. En la cima, además de la cruz, hay una torre de vigilancia militar llamada “Torre de Numancia” y construida durante la guerra (1868-1878).

Este lugar, es meta de la “peregrinación de la cruz”, visitas turísticas y cada año acoge el conocido Festival de Mayo.

Desde aquí, el Pontífice se dirige al aeropuerto y pone rumbo hacia Santiago de Cuba, ciudad donde concluirá su visita a la Isla.

 
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación