El Papa en el Ángelus

Fuente: Screenshot CTV, Angelus, 01-01-2016 Public domain

El Santo Padre reza por las víctimas de la tragedia de Niza

El Papa, al finalizar la oración del ángelus, ha asegurado «estar cerca de cada familia y de toda la nación francesa en luto”

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco ha dedicado esta mañana, después de la oración del ángelus en la plaza de San Pedro, unas palabras por la tragedia que tuvo lugar en Niza, Francia, el pasado jueves.
De este modo, ha indicado en “en nuestros corazones está vivo el dolor por la matanza que, la noche del jueves pasado, en Niza, se ha cobrado tantas vidas inocentes, incluidos muchos niños”. Por ello, el Pontífice ha asegurado estar «cerca de cada familia y de toda la nación francesa en luto”.
Así, el Santo Padre ha deseado que “Dios, Padre bueno, acoja a todas las víctimas en su paz”, “apoye a los heridos” y “consuele a los familiares”. Él –ha subrayado—disperse todo proyecto de terror y de muerte, para que ningún hombre vuelva a osar derramar la sangre de su hermano. De este modo, ha enviado un abrazo «paterno y fraterno» a todos los habitantes de Niza y a toda la nación francesa. El Papa ha invitado a todos los presentes a rezar por esta tragedia y sus víctimas. Tras unos instantes de silencio, se ha rezado un Ave María.
A continuación ha saludado a los fieles reunidos en la plaza. En particular, de Irlanda, ha saludado a los peregrinos de la diócesis de Armagh y Derry, y los candidatos al diaconado permanente de la diócesis de Elphin, con sus mujeres.
También ha saludado al rector y a los estudiantes del segundo año del Seminario Pontificio Teológico Calabro “San Pío X”; a los jóvenes de Spinadesco (diócesis de Cremona); a los jóvenes de la comunidad Pastoral de los Santos Apóstoles de Milán; los monaguillos de Postioma y Porcellengo (diócesis de Treviso). «También veo allí a los buenos hermanos chinos, un gran saludo a vosotros, chinos», ha añadido.
Finalmente, ha deseado a todos un “feliz domingo”. Y ha pedido, por favor, que no se olviden de rezar por él. “¡Buen almuerzo y hasta pronto!”

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación