Francisco en el arzobispado, en el saludo de la noche (CTV)

Francisco en el arzobispado, en el saludo de la noche (CTV)

En el saludo de la noche, Francisco recuerda a los 'Cristos de hoy'

Auschwitz y Birkenau, ¡Cuanto dolor y cuanta crueldad!, exclamó. Y pidió: “recemos por tantos niños enfermos inocentes que llevan la cruz”

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- Diciendo con énfasis “Dobry wieczór” (buenas tardes en idioma polaco) el santo padre Francisco saludó a los miles de fieles que se congregaron al atardecer, delante del arzobispado de Cracovia, para darle el último saludo de este tercer día de su viaje apostólico en Polonia.
“Hoy fue un día muy especial”, indicó Francisco, si bien de dolor, con el Vía Crucis rezado con los jóvenes, e invitó a pensar «no solo el de hace dos mil años atrás, sino también con los que sufren hoy”. Y precisó: “Los enfermos, los que están en guerra, los sin techo, los hambrientos, los que tienen dudas en la vida, que no sienten la felicidad de la salvación o que se sienten culpables del propio pecado”.
Y recordó que la tarde de este viernes tuvo un lado triste, porque estuvo en el hospital pediátrico y con ello le vino la pregunta, ¿por qué sufren los niños? En cambio por la mañana fue a los campos de concentración de Auschwitz y Birkenau.
“¡Cuánto dolor y cuánta crueldad!, exclamó. ¿Es posible que nosotros, hombres creados a imagen de Dio,s seamos capaces de hacer estas cosas?, se interrogó el Pontífice y precisó: «estas cosas fueron hechas”.
“A esta realidad Jesús vino para llevarla en las propias espaldas, y nos pide rezar” aseguró. Y pidió que recemos “por todos los Jesús que hoy hay en el mundo”.
“Recemos por tantos niños enfermos inocentes que llevan la cruz desde niños. Recemos por tantos hombres y mujeres que son torturados en tantos países del mundo. Por los encarcelados que están hacinados como si fueran animales”.
Señaló que si esto es realidad “también lo es que Jesús ha cargado sobre sí todas estas cosas incluso nuestro pecado”. Y si bien “todos somos pecadores, Él nos ama porque somos hijos de Dios».
“Cuando hay lagrimas –concluyó Francisco– el niño busca a su mamá, también nosotros pecadores busquemos a la madre y recemos a la Virgen cada uno en su propio idioma”.

Share this Entry

Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación