Soldados de Birmania maltratan a Rohingyas - Video (http://www.youreporter.it/video_Videoselfie_con_sigaretta_mentre_abusano_dei_prigionieri)

Soldados de Birmania maltratan a Rohingyas - Video (http://www.youreporter.it/video_Videoselfie_con_sigaretta_mentre_abusano_dei_prigionieri)

El Santo Padre en la audiencia pide rezar por los Rohingyas y migrantes maltratados

Un pueblo musulmán expulsado de su patria, Birmania, debido a sus tradiciones. En botes giran por las costas de otros países que no les dejan desembarcar

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El santo padre Francisco ha abogado durante la audiencia general del 8 de febrero de 2017 en favor de la minoría musulmana de Birmania, los Rohingyas, perseguidos en su país y rechazados por todas partes, . “Ellos son gente buena, gente pacífica”, dijo el Papa.
El Santo Padre en el encuentro semanal que se realizó en el Aula Pablo VI del Vaticano recordó también a “los migrantes expulsados, explotados”, especialmente “nuestros hermanos Rohingyas, expulsados de Birmania, que van de aquí para allá porque nadie los quiere”.
Ellos son “gente buena y pacífica. Ellos no son cristianos pero son buenos, son nuestros hermanos y hermanas”, añadió afectuosamente, desencadenando los aplausos de los presentes.
Los Rohingyas, prosiguió el Papa, “sufren desde hace años, fueron torturados, asesinados, simplemente por tener sus tradiciones, su fe musulmana”.
Invitó así a “rezar por ellos a Nuestro Padre que está en el cielo, todos juntos, por nuestros hermanos y hermanas Rohingyas”.
De acuerdo a las informaciones de Arakan Project, la organización humanitaria que defiende los derehos de los Rohingyas, desde el 2010, unos 100 mil integrantes de esta minoría huyeron de Birmania por mar. La violencia entre los budistas radicales y Rohingyas ha producido después del 2012, más de 200 muertos y 140 mil desplazados.
No es la primera vez que el Papa expresa su solidaridad por este pueblo. En su homilía del 19 de mayo de 2015 en la Residencia Santa Marta en el Vaticano, pidió por ellos tras la llegada de miles de migrantes abandonados en las costas de Indonesia, Tailandia, y Malasia. “Pensemos hoy a los pobres Rohingyas de Birmania. Saliendo de su paria para escaparse de las persecuciones no saben más dónde ir. De hecho desde hace meses que están en sus botes… Ellos llegan a un puerto y le dan agua y comida, y les dicen: “váyanse”… Esto sucede hoy en día.
También en agoso de 2015, el Papa recordó la tragedia de este pueblo delante del Movimiento Eucarístico de Jóvenes: “Es un conflicto que no ha sido resuelto, es una guerra, y esto se llama violencia, esto se llama matar”.

Share this Entry

Anita Bourdin

Journaliste française accréditée près le Saint-Siège depuis 1995. Rédactrice en chef de fr.zenit.org. Elle a lancé le service français Zenit en janvier 1999. Master en journalisme (Bruxelles). Maîtrise en lettres classiques (Paris). Habilitation au doctorat en théologie biblique (Rome). Correspondante à Rome de Radio Espérance.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación