basílica Santa María Mayor

Basílica Santa María la Mayor. Wikimedia

5 de agosto, Dedicación de la basílica de Santa María la Mayor

En recuerdo del milagro de la nieve

Share this Entry

(zenit – 5 agosto 2020).- Hoy se celebra la Dedicación de la basílica de Santa María la Mayor, en Roma, una de las cuatro basílicas papales, la primera dedicada a la Virgen María en Occidente  y uno de los templos más visitados de Roma y de toda la cristiandad.

Este año, como los anteriores, tuvo lugar la solemne celebración en la fiesta de la Dedicación de la basílica papal de Santa María la Mayor, aunque con medidas de seguridad y prevención por los contagios del coronavirus.

En la homilía de la Misa, presidida por el cardenal Stanisław Ryłko, arcipreste y administrador de la basílica, recordó los orígenes del templo: “En este templo, a lo largo de los siglos, el espíritu de la Virgen ha continuado regocijándose en Dios Salvador, porque ha mirado la humildad de su sierva”, recordó en la homilía.

El milagro de la nieve

El 5 de agosto es el día que se conmemora la Dedicación de la basílica de Santa María la Mayor en recuerdo del asombroso milagro de la nieve en Roma un 5 de agosto de 358.

Roma, en pleno verano, se cubrió de blanco, hace exactamente 1662 años. Ese día, según la tradición, la Virgen María se le apareció en un sueño al papa Liberio y al patricio Juan, pidiéndoles que construyeran una iglesia en el lugar que él hubiera indicado.

En la mañana del 5 de agosto, el monte Esquilino se cubrió milagrosamente de nieve. Desde entonces, los romanos recuerdan ese evento como “el milagro de la nieve”.

La basílica fue construida una vez que el Concilio de Éfeso, en el año 431, proclamó la maternidad divina de María, deseo del Papa Sixto III, sobre el monte Esquilino, dedicada a la Santa Madre de Dios. Recibe también el nombre de Santa María de las Nieves porque el sitio donde había de construirse quedó señalado de modo milagroso con una fuerte nevada en pleno verano.

Basílica papal

Santa María la Mayor es una de las cuatro basílicas papales romanas y es la única que ha conservado las primeras estructuras cristianas. Su campanario de estilo románico renacentista, encargado por Gregorio XI a su regreso de Aviñón, es el más antiguo de Roma. Una de sus cinco campanas, “la sperduta”, suena cada noche a las 9 p.m. una llamada para todos los fieles.

El templo consta de tres naves, tiene un aire solemne y un ritmo elegante debido también a los cánones de Vitruvio según los cuales fue construida. Su monumentalidad también está ligada a la belleza de su mármol.

Cuenta con magníficos frescos, pero conocidos en todo el mundo son sobre todo los maravillosos mosaicos del siglo V, encargados por el Papa Sixto III. Estos se encuentran a lo largo de la nave y en el arco del triunfo y resumen respectivamente los cuatro ciclos de la Historia Sagrada, cuyos protagonistas son Abraham, Jacob, Moisés y Josué, así como la infancia de Cristo.

Salus Populi Romani

En la basílica hay también una imagen de la Virgen tan querida por la piedad popular, la Salus Populi Romani, “la salvación del pueblo romano”. El Papa Francisco es particularmente devoto de esta imagen: A ella le dirigió una oración por las víctimas de la pandemia de COVID-19, el domingo, 15 de marzo, en la basílica de Santa María la Mayor.

También a esta imagen se consagra cada vez que sale de Roma, antes de cada viaje apostólico, y a su regreso a la ciudad, acude a agradecerle por su protección durante el trayecto. Tan fiel es Francisco a esta devoción que cuando fue elegido Papa el 14 de marzo de 2013, el día después de su elección, se dirigió hasta esta basílica para rezar ante la imagen de la Madre de Dios.

Share this Entry

Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación