El Santo Padre Francisco y el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I © Vatican Media

Ucrania celebra independencia e invita al Papa al festejo.

Ortodoxos rusos dicen que no irá y atacan al Patriarca de Constantinopla.

Share this Entry

Redacción

(Zenit 20.04.2021) Con ocasión del 30º aniversario de la independencia de Ucrania las autoridades de ese país invitaron a la celebración tanto al Papa Francisco como al Patriarca de Constantinopla, líder simbólico de toda la comunidad ortodoxa.

La invitación a ambas personas, y no al patriarca ortodoxo de Moscú, supone una incomodidad para la Iglesia Ortodoxa Rusa, visto que su comunidad más grande y numerosa fuera de Rusia y en dependencia de ese patriarcado, está en Ucrania.

Sobre este tema fue interrogado el eclesiástico encargado de las relaciones eclesiásticas externas del Patriarcado de Moscú, Hilarion di Volokolamsk, en el programa “La Chiesa e il mondo” conducido por la presentadora Graceva. “Pienso que el Patriarca Bartolomé aceptará esta invitación pero por el contrario el Papa Francisco no lo hará”.

A continuación, el metropolita Hillarion critica la postura del Patriarca Bartolomé de Constantinopla quien en 2018 autorizó la independencia de la Iglesia Ortodoxa en Ucrania, posibilitando así que ya no dependiera de Moscú. Ese hecho, confirmado a inicios de enero de 2019, supuso una ruptura en la comunión ortodoxa: concretamente entre los patriarcas de Constantinopla y el de Moscú. Considerando todo esto, dice el entrevistado al programa de TV: “El Patriarca Bartolomé cometió un grave error, pero no quiere y no puede reconocerlo. Por eso tomará varias medidas para convencer al mundo de que el error no es suyo, sino que son los demás los que se han equivocado”.

Con relación al Papa Francisco, el metropolita Hillarion cree que el Papa no irá y aduce la razón: no permitir ser instrumentalizado en una suerte de validación del acto del Patriarca Ortodoxo de Constantinopla. Y añade: “Además, no debemos olvidar que la Iglesia greco-católica de Ucrania está muy escéptica en relación al Papa Francisco en particular y a la sede de Roma en general, incluso tomando una actitud abiertamente negativo”.

Hillarion justifica esas afirmaciones apoyándose en una suposición: la toma de posición del líder de los católicos en Ucrania, el arzobispo mayor Svjatoslav, concretamente 1) sobre la firma de un documento entre el Papa Francisco y el Patriarca de Moscú en La Habana (febrero de 2016) y 2) que el mismo Papa lleve una relación de diálogo directo con el patriarcado de Moscú.

La actual división entre los ortodoxos quedó aún más acentuada a raíz del intento de Gran Concilio Panortodoxo de 2016 en Creta en el que de hecho no participaron los representantes de cuatro de las catorce iglesias ortodoxas que debían participar. Una de ellas el Patriarcado de Moscú. A este se sumaron la iglesia ortodoxa búlgara, la iglesia ortodoxa de Antioquía y la iglesia ortodoxa serbia.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación