El cardenal Angelo Becciu con el Papa Francisco. Foto: Vatican Media

Papa Francisco al Cardenal Becciu: «le pido disculpas y perdón si esto le ha ofendido y lastimado»

Se ha dado a conocer una correspondencia entre el Papa Francisco y el Cardenal Becciu: Se trata de una misiva en la que el Cardenal Becciu manifiesta al Papa su enojo porque este saludó en una audiencia general en el Vaticano a Francesca Immacolata Chaoqui

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 13.01.2023).- En el contexto del proceso contra el Cardenal Becciu, este viernes 13 de enero se ha tenido una nueva sesión. En esta ocasión se ha dado a conocer una correspondencia entre el Papa Francisco y el Cardenal Becciu: Se trata de una misiva en la que el Cardenal Becciu manifiesta al Papa su enojo porque este saludó en una audiencia general en el Vaticano a Francesca Immacolata Chaoqui, condenada por la justicia vaticana en 2016, por filtración de documentos, y quien ha entrado al proceso del Cardenal Becciu como parte acusatoria.

La carta es del 19 de agosto de 2022 y en ella el Cardenal Becciu dice al Papa (traducción de ZENIT):

Santo Padre,

Lo siento, pero no puedo evitar expresar mi profunda consternación por la publicación de las fotos en las que se ve a la Sra. Chaouqui autorizada a saludarlo durante la audiencia de ayer. He aquí las razones de mi decepción:

    1. Cuando, en 2017, me presenté ante usted, instándole a indultar a la señora para condonar los pocos meses que le quedaban antes de que se extinguiera su condena, usted me contestó, en un tono severo que nunca antes había visto, en estos términos: «Mi respuesta es negativa y no debe volver a mencionar este nombre». Además, la prohibición de entrar en el Vaticano sigue vigente para siempre.

      En estos términos, como Sustituto [de la secretaria de Estado, puesto que tenía entonces el Cardenal. NDR], contesté en su nombre a la señora. Reaccionó duramente acusándome de haber sido yo quien se opuso al indulto y amenazando con una cruel venganza contra mí.

      Llevo dos años pagando esta venganza y está ante los ojos de todo el mundo.

    1. Con el besamanos de ayer he quedado públicamente desmentido y la señora cogerá más fuerzas para seguir demoliéndome con todos los medios satánicos de los que es capaz.
    2. El hecho más grave es el siguiente y forma parte del proceso penal en curso contra mí. Con el gesto de ayer usted, Santo Padre, rompió su tan proclamado compromiso de neutralidad en el Proceso. Sabéis que esta señora aparece en los documentos judiciales como una de mis acusadoras, ahora al recibirla habéis mostrado solidaridad con ella y apoyo indirecto a sus tesis acusatorias contra mí. En términos procesales su acto no será visto como emanado del Papa sino del Primer Magistrado del sistema legal del Estado Vaticano, y por lo tanto como interferencia en el Proceso

Por ello, me he sentido en la obligación de comunicárselo y, mientras tanto, le envío un cordial saludo.

Cardenal Angelo Becciu.

El Papa contestó ese mismo día al Xardenal y la respuesta también se ha dado a conocer en esta nueva cita del proceso:

Muchas gracias por su correo electrónico.

Siento que este gesto de saludo pueda herir. Me preguntaron si la señora podía venir con sus hijos a la Audiencia General y tener un besamanos…, y pensé que, si le hacía bien, que viniera.

Entonces, te digo que casi he olvidado la «aventura» de esta Señora. Ni siquiera sé si está implicada en el juicio (no voy a entrar en eso).

Le pido disculpas y perdón si esto le ha ofendido y lastimado. Es culpa mía, también la costumbre de olvidar las cosas malas. Por favor, perdóneme si le he ofendido.

Rezo por ti, por favor, hazlo por mí.

Que el Señor os bendiga y la Virgen os guarde.

En declaraciones a periodistas este mismo 13 de enero, Francesca Immacolata Chaoqui dijo: «Contaré primero cómo el Cardenal me distanció del Santo Padre y luego cómo el Santo Padre me llamó de nuevo a su lado (…) cómo luché con él para que continuara la transparencia que comenzó con la comisión Cosea».

Share this Entry

Valentina di Giorgio

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación