La republicana Mary Miller y la demócrata Cori Bush. C-fam

USA: Cámara de Representantes crea un caucus familiar

Print Friendly, PDF & Email

La izquierda promueve el aborto, la ausencia de padre, la castración quirúrgica y el ateísmo. Estos progresistas despiertos intentan disminuir los derechos de los padres eliminando el consentimiento paterno y sustituyendo a las familias por el Estado».

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

Por: Craig-Austin Rose

 

(ZENIT Noticias – Center for Family and Human Rights / Washington, 14.04.2023).- Los republicanos de la Cámara de Representantes de EE.UU. han anunciado la formación del Grupo Familiar del Congreso para combatir lo que consideran una embestida de la legislación progresista en materia de familia.

La congresista Mary Miller (R-IL), junto con los representantes Diana Harshbarger (republicana de Tennessee) y Brian Babin (republicano de Texas) dijeron que habían creado el nuevo grupo para «defender a la familia natural de los intentos de la izquierda radical de erosionar este fundamento básico de nuestra sociedad».

La izquierda promueve el aborto, la ausencia de padre, la castración quirúrgica y el ateísmo. Estos progresistas despiertos intentan disminuir los derechos de los padres eliminando el consentimiento paterno y sustituyendo a las familias por el Estado».

El caucus llega cuando varios estados de Estados Unidos han empezado a restringir el aborto y los procedimientos quirúrgicos para transexuales, mientras la izquierda impulsa leyes para revertir las iniciativas conservadoras.

La izquierda del Congreso respondió casi inmediatamente creando el Caucus de la Enmienda a la Igualdad de Derechos.

Las representantes Cori Bush (D-MO) y Ayanna Pressley (D-MA) afirman que las prioridades del grupo progresista son el aborto, la ideología de género y la autonomía corporal. «Es oportuno y necesario, ya que las mujeres y las personas LGBTQ se enfrentan a diario al sexismo, la discriminación por embarazo, la desigualdad salarial, la violencia sexual y los persistentes ataques legislativos a nuestra autonomía corporal», dijo Pressley en la presentación del caucus, «necesitamos la ERA ahora». La propuesta de Enmienda sobre la Igualdad de Derechos murió hace muchos años al no ratificarla a tiempo suficientes estados.

El representante Bush afirmó que la Enmienda de Igualdad de Derechos garantiza que «el Congreso haga de la igualdad institucional de género una prioridad nacional… ¿Qué aspecto tiene la visión de igualdad para el futuro? Se parece a la protección de la atención al aborto».

Dos días después del anuncio del ERA Caucus, la representante Pramila Jayapal (demócrata de Washington) presentó la «Declaración de Derechos de los Transexuales», una resolución de la Cámara de Representantes para consagrar los derechos de los transexuales. La castración quirúrgica, las mastectomías, los bloqueadores hormonales y de la pubertad y otras alteraciones médicas se describen en la resolución como «cuidados que salvan vidas y afirman el género», junto con el apoyo a que los varones biológicos compitan en deportes femeninos y utilicen instalaciones femeninas, el cumplimiento escolar de los pronombres preferidos, la libertad del consentimiento paterno para los jóvenes y otros principios del dogma trans.

A pesar de las políticas progresistas de los organismos de las Naciones Unidas que se alinean con el Caucus ERA y la «Declaración de Derechos de los Transexuales», los principios del Caucus de la Familia del Congreso están establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que afirma que «la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad» y que los padres tienen derecho preferente a elegir el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos», derechos humanos que la izquierda pasa por alto en aras del aborto y la ideología de género.

Bajo la administración Biden, el aborto, los derechos de los gays/trans y la autonomía sexual son cuestiones de seguridad internacional. Los activistas y políticos de izquierdas no sólo refuerzan esta agenda en Estados Unidos, sino que siguen exportándola en política exterior y ayudas. Aunque se da prioridad a las cuestiones internas, el Caucus Familiar del Congreso aún no ha incluido explícitamente la política exterior orientada a la familia y la vida en sus objetivos públicos.

Traducción del original en lengua inglesa realizada por el director editorial de ZENIT.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }