Encuentro del Papa con representantes de centros de asistencia y caridad en Lisboa. Foto: Vatican Media

JMJ Lisboa (día 3): ¿cómo es mi amor? ¿Concreto o abstracto? La sencilla pero profunda meditación del Papa en Lisboa

Palabras del Papa durante el encuentro con representantes de algunos centros de asistencia y caridad.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Lisboa, 04.08.2023).- Tras la confesión de algunos de los jóvenes de la JMJ, el Papa Francisco se reunió con representantes de algunos de los Centros Asistenciales y de Caridad del Centro Paroquial de Serafina la mañana del viernes 4 de agosto. En el encuentro estuvieron presentes el Centro Parroquial de Serafina, la Casa Familiar Ajuda de Berço y la Asociación Acreditar.

Tras el himno de apertura y la bienvenida del Párroco y del Director del Centro, tuvieron lugar las presentaciones del Centro Parroquial de Serafina, de la Casa Familiar Ajuda de Berço y de la Asociación Acreditar. Allí el Papa dijo unas palabras espontáneas pues dijo públicamente que la insuficiencia de luz no le permitía leer: “Son muchas las cosas que quisiera decirles ahora, pero sucede que no me están funcionando los «reflectores». Y no puedo leer bien, y así que se los voy a dar para que lo hagan público esto después, y no forzar la vista y leer mal. Eso no se puede hacer”.

A continuación el Papa quiso detenerse en algo que no estaba escrito en el discurso que al no pronunciar entregó para la lectura:

“Solamente quiero detenerme ya en algo que no está escrito, pero está en el espíritu del encuentro: lo concreto. No hay amor abstracto, no existe. El amor platónico está en órbita, no está en la realidad. El amor concreto, ese que se ensucia las manos, y cada uno de nosotros puede preguntar: ¿el amor que yo siento a todos los de aquí, lo que siento sobre los demás, es concreto o abstracto? Yo, cuando le doy la mano a una persona necesitada, a un enfermo, a un marginado, después de dar la mano, ¿hago así enseguida, para que no se me «contagie»? ¿Le tengo asco a la pobreza, a la pobreza de los demás? ¿Busco siempre la vida destilada, esa que existe en mi fantasía, pero no existe en la realidad? ¡Cuántas vidas destiladas, inútiles, que pasan por la vida sin dejar huella, porque su vida no tiene peso!”.

El Papa dijo a continuación:

“Y aquí tenemos una realidad que deja huella, una realidad de tantos años, que está dejando una huella que es de inspiración a los demás. No podría existir una Jornada Mundial de la Juventud sin tener en cuenta esta realidad, porque esto también es juventud, en el sentido de que ustedes generan vida nueva continuamente. Ustedes, con esta conducta de ustedes, con el compromiso de ustedes, con el ensuciarse las manos de ustedes por tocar la realidad y la miseria de los demás, están generando inspiración, están generando vida, y gracias por eso. Se los agradezco de todo corazón. ¡Sigan adelante y no se desanimen! Y si se desaniman, tomen un vaso de agua y sigan para adelante.

Al concluir el encuentro el Papa se dirigió a la Nunciatura Apostólica para tener ahí un almuerzo con jóvenes y el Patriarca de Lisboa.

Share this Entry

Redacción zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")