Lo ha hecho durante la audiencia privada concedida a los participantes en el seminario “Ética en la gestión de la salud” Foto: Vatican Media

Francisco: su estado de salud explicado por él mismo (y por qué no fue a Dubai)

Papa Francisco refiere cómo se encuentra y también los motivos por los que decidió no ir a Dubai en lo que sería su último viaje internacional de 2023

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 30.11.2023).- A una semana de su deficiente estado de salud que le llevó a cancelar parcialmente su agenda, a no pronunciar el Ángelus del domingo 26 de noviembre y la catequesis durante la audiencia general del miércoles 29 de noviembre y a no ir a Dubai, el Papa Francisco refirió por cuenta propia su estado de salud.

Lo ha hecho durante la audiencia privada concedida a los participantes en el seminario “Ética en la gestión de la salud”, a los cuales recibió la mañana del jueves 30 de noviembre en la sala adyacente al Aula Pablo VI.

“Como ven, estoy vivo”, inicio diciendo Francisco, quien a continuación explicó por qué no fue a Dubai para la Cumbre sobre el Cambio Climático: “El médico no me dejó ir a Abu Dabi Dubai. La razón es que hace mucho calor ahí, y se pasa del calor al aire acondicionado. Y esto en esta situación bronquial [no es conveniente]”.

El Papa también compartió que agradecía “a Dios que no fue una pulmonía. Es una bronquitis muy aguda, infecciosa. Ya no tengo fiebre, pero todavía siguen los antibióticos y esas cosas”.

Dado que quienes estaban en el Vaticano eran profesionales del ámbito sanitario, el Papa mencionó que “El cuidar la salud, la salud tiene como una cosa contraria, es fuerte y frágil. “Qué salud que tiene este, cómo aguanta, qué fuerte”, pero también es frágil. Y una salud mal cuidada cede a la fragilidad. A mí me gusta mucho la medicina preventiva, porque previene antes que vengan los acontecimientos. Yo les agradezco lo que hacen. No sólo buscar soluciones médicas, farmacológicas, sino también acariciar la salud, es decir, pensar sobre el bien de la salud. Y cómo conservar ese bien. No sólo curar sino conservar”.

La audiencia concluyó con palabras de gratitud del Papa y un saludo personal que invitó a tener del modo siguiente: “(…) yo les agradezco que hayan venido y perdonen un poco que no puedo hablar más, pero no me da el cuero. Así que lo que sí me gustaría es saludarlos, así que, si hacemos rapidito, viene uno por uno, se acerca. Perdónenme si permanezco sentado y los saludo, uno por uno”.

 

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")