la mitad de los españoles menores de 35 años no piensa casarse y un porcentaje similar de los matrimonios españoles se divorcian Foto: Freepik

España: investigación muestra que mitad de españoles no se casará nunca

La subida de la edad media para contraer matrimonio hace de los españoles los europeos con boda más tardía solo después de los suecos.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Madrid, 12.02.2024).- El informe “Transformación y crisis de la institución matrimonial en España” publicado en Diciembre de 2023 por el Observatorio Demográfico CEU, adscrito al Centro de Estudios, Formación y Análisis Social, muestra que la mitad de los españoles menores de 35 años no piensa casarse y un porcentaje similar de los matrimonios españoles se divorcian.

El estudio trabajó a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística y la agencia Eurostat, mostrando el desplome de la nupcialidad, especialmente por la Iglesia, pues solo 20% de bodas se realizaron en 2022 con ceremonia religiosa, frente a 99% que se celebraban en 1976: un descenso vertiginoso en 46 años.

La probabilidad estadística de permanecer soltero antes de los 50 años ha pasado de casi 100% a 43% para los varones y 47% para las mujeres.

El trabajo, dirigido por Joaquín Leguina Herrán, señala que la inmensa mayoría de los españoles se casaban antes de los 30 años y ahora es menor a 20%. La subida de la edad media para contraer matrimonio hace de los españoles los europeos con boda más tardía solo después de los suecos.

Es comprensible, por tanto, la caída de la natalidad. Con el alto número de divorcios, 10% de los niños nacidos en España se criarán con un solo progenitor. Actualmente, los niños y jóvenes criados sin progenitores son cerca de 2 millones y los hogares monoparentales son la quinta parte de los hogares con hijos.

Hay gran número de personas que viven solas. La pareja estable, como forma de convivencia más conveniente para el crecimiento demográfico, se diluye. Los gobernantes y legisladores son ajenos al desgaste de la institución matrimonial y la cultura dominante de materialismo y relativismo deteriora las uniones duraderas. El desarrollo integral de las nuevas generaciones con núcleo familiar estable se debilita.

El aumento de individuos que viven solos o en lugares poco poblados, extiende legalmente el aumento de parejas del mismo sexo. Además, 10% de los bebés españoles no conviven con su padre desde su nacimiento y muchos padres viven en otro domicilio del mismo municipio. Ha disminuido el porcentaje de niños que nacen de madres casadas: 53% en 2022 frente a 2% en 1976. El cuidado de la familia, que es una necesidad social y de progreso humano, necesita atención y protección. La Iglesia es la gran institución española que la promueve.

 

 

Gracias por leer nuestros contenidos. Si deseas recibir el mail diario con las noticias de ZENIT puedes suscribirte gratuitamente a través deeste enlace.

 

Share this Entry

Rafael Llanes

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación