Dona ahora!

Mons. Badisseri junto al Papa Francisco © Vatican Media

Cardenal Baldisseri: El Sínodo, “un auténtico reto para el Pueblo de Dios”

Relación en la inauguración de los trabajos

(ZENIT – 7 oct. 2019).- Para el cardenal Baldisseri, el Sínodo de la Amazonía constituye «un auténtico reto para todo el Pueblo de Dios, los Pastores y el rebaño, y en particular para todos los que hemos recibido, como don de la Providencia, la llamada a participar en ella”.

Hoy, 7 de octubre de 2019, han comenzado los trabajos del Sínodo Especial “Amazonía: Nuevos Caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral”. El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, pronunció una relación en la apertura de los trabajos sinodales.

Según Mons. Baldisseri, bajo la guía del Espíritu Santo, este Sínodo pretende buscar nuevos caminos en consonancia con dos objetivos: “Por una parte, el Sínodo es un verdadero desafío para la Iglesia, ya que la Amazonía es una tierra de misión con características propias que requieren propuestas adecuadas para responder a la «necesidad de evangelizar las culturas para inculturar el Evangelio» (EG 69). Por otra parte, la asamblea sinodal tendrá que hacer frente a la provocación planteada por la cuestión medioambiental. La Iglesia quiere responder a ello con una ecología integral que, como nos ha enseñado Vuestra Santidad, ‘requiere apertura a categorías que trasciendan el lenguaje de las ciencias exactas o de la biología y nos conecten con la esencia de lo humano’ (LS 11)”.

Los participantes en esta asamblea han de tener en cuenta también las indicaciones del Papa en torno a la identificación de “nuevos caminos para la evangelización de esa porción del Pueblo de Dios, especialmente de los pueblos indígenas, a menudo olvidados y sin perspectivas de un futuro sereno, también a causa de la crisis de la selva amazónica, pulmón de suma importancia para nuestro planeta”, explicó el purpurado.

 Características específicas 

Las peculiaridades de una Asamblea Especial vienen definidas por los criterios de participación y la modalidad. En este caso, los criterios de participación, dada la especificidad geográfica, cultural y eclesial de la zona en cuestión, es la región Panamazónica.

Este Sínodo cuenta con la participación de todos los obispos, ordinarios y auxiliares para demostrar, explica el cardenal, “la colegialidad efectiva y afectiva, que es el espíritu de esa característica distintiva de la institución sinodal, definida precisamente como ‘sinodalidad'».

Por otro lado, el prelado señaló que, al ser una Asamblea Especial y aunque se aplique a un área específica, la Amazonía “concierne a la Iglesia Universal”, motivo por el que se ha extendido la invitación a los prelados de otras Iglesias particulares y organismos eclesiales regionales y continentales.

Con ello se pretende “dirigir la mirada a la Iglesia en la Amazonía y hacer suyos sus desafíos, sus preocupaciones y sus problemas, porque al fin y al cabo todos debemos sentirnos parte de esta aldea global en la que vive y palpita la única Iglesia de Jesucristo”, indicó Mons. Baldiseri. Y añadió que dicha universalidad se manifiesta también en el hecho de que se celebre en Roma, sede del Sumo Pontífice, “que nos invita a mirar a la Iglesia en su universalidad y al mismo tiempo en su realización a nivel local”.

Participantes

El miembro del Colegio cardenalicio informó que en este Sínodo participan un total de 185 Padres sinodales: 137 ex officio de los cuales 113 de las circunscripciones eclesiásticas panamazónicas; 13 jefes de los Dicasterios de la Curia Romana; todos los Miembros del Consejo Pre-Sinodal. Además, hay 15 religiosos elegidos por la Unión de Superiores Generales y 33 Miembros ex nominatione pontificia.

También están presentes 33 miembros de nombramiento pontificio de todos los continentes, en particular de los países y de las zonas geográficas que se ocupan de los mismos problemas incluidos en el tema sinodal, como, por ejemplo, la cuenca del Congo.

Igualmente, participan 6 delegados fraternales, representantes de otras Iglesias y Comunidades Eclesiales; 12 invitados especiales elegidos por su alta competencia científica y también por su pertenencia a organismos y asociaciones en todo el mundo, fuera y dentro de la Iglesia; 25 expertos, nombrados por su competencia para contribuir al trabajo sinodal; y 55 auditores, entre los que se encuentran especialistas y operadores de pastoral en la panamazonia y otros 16 representantes de diferentes grupos étnicos indígenas y pueblos originarios.

Preparación de la Asamblea

La preparación de la Asamblea comenzó el 15 de octubre de 2017, cuando el Papa decidió convocar el Sínodo con el citado tema. La primera reunión de Secretariado General con la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) tuvo lugar en enero de 2018, en Puerto Maldonado (Perú).

En marzo de 2018, el Santo Padre estableció el Consejo Especial Pre-Sinodal del Secretariado General que se reunió dos veces, una para crear el Documento Preparatorio, en abril de 2018 y otra para hacer lo mismo con él, Instrumentum laboris (documento de trabajo para el Sínodo), en mayo del mismo año.

A partir de la creación del Documento Preparatorio se abrió una consulta al Pueblo de Dios, a través de eventos, sobre este tema. Se calcula que más de 87.000 personas participaron en ellos y las respuestas se enviaron a la Secretaría General, que lo estudió y clasificó previamente a elaborar el borrador del documento de trabajo.

También forman parte del camino sinodal tres eventos que se celebraron durante planificación del Sínodo y cuyos resultados se integraron en el Instrumentum laboris. El primero fue el encuentro de la REPAM con la Secretaría General del Sínodo de los Obispos los días 14 y 15 de noviembre de 2018 en Manaos (Brasil) en el que se recogieron los resultados emergentes de las Asambleas Regionales celebradas en toda la Amazonía. El segundo acontecimiento fue el Seminario de estudios organizado en Roma por la Secretaría General, del 25 al 27 de febrero de 2019, sobre el tema: “Hacia el Sínodo Especial para la Amazonía: dimensión regional y universal”. Y el tercer evento en el camino hacia el Sínodo Panamazónica fue la Conferencia Internacional celebrada en Washington, (Estados Unidos) del 19 al 21 de marzo de este año, para tratar el tema de “La Ecología Integral como respuesta sinodal de la región amazónica y otros biomas y territorios para el cuidado de nuestra casa común”.

Todo este material, efectivamente, se incorporó al texto del Instrumentum laboris, que fue discutido y aprobado por el Consejo Pre-Sinodal y se publicó el 17 de junio de 2019.

Metodología sinodal

Hoy ha tenido lugar la primera Congregación General o sesión de trabajo en la que presenta el Instrumentum laboris, en sus líneas generales, así como las ideas clave o «núcleos generativos”, “capaces de generar nuevas propuestas o sugerencias para ser incluidas en el Proyecto de Documento Final”, apuntó el cardenal.

Después se inician  las intervenciones de los Padres sinodales, de los auditores, de los delegados fraternos y de los invitados especiales, según el orden de presentación de las solicitudes recibidas a través del módulo petitio loquendi.

En estas intervenciones se dispone de 4 minutos para hablar, ya que son muchos los participantes y existen Circuli minores (Círculos Menores), donde pueden hacerlo ampliamente. Una vez finalizadas las intervenciones en el Aula y el trabajo de los Círculos Menores, comienza el proceso de elaboración del Proyecto del Documento Final, que incluye la recopilación de todo lo que se ha presentado en el Aula Sinodal, y también, sobre todo, el resumen de las aportaciones de cada Círculo.

Dicho proyecto será presentado a toda la Asamblea el lunes 21 de ocubre en la 14ª Congregación General e, inmediatamente después, el texto pasará a los Círculos Menores, donde se discutirá para proponer enmiendas que deben ser aprobados al menos por la mayoría absoluta de los miembros del Círculo.

Por último, en la última Congregación General, el sábado 26 de octubre por la tarde, se votará el Documento Final y se concluirán los trabajos. De acuerdo con la naturaleza del Sínodo, este Documento, fruto del trabajo sinodal, será entregado al Sumo Pontífice, responsable de todas las decisiones en la materia.

El paso final, antes de disolver la Asamblea Sinodal, es la constitución del Consejo Especial o post-sinodal que tendrá lugar el viernes 25 de octubre.

Comunicación

La Secretaría General cuenta con una página web multilingüe con todos los materiales sobre el Sínodo. La principal fuente de información diaria serán las reuniones informativas organizadas por el prefecto del Dicasterio para la Comunicación y el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, a las que asistirán algunos Padres sinodales y otros participantes en el Sínodo.

Además, a través de la redes sociales y de la Secretaría General del Sínodo, se difundirán las noticias sobre el desarrollo de los trabajos.

Signo de una ecología integral

Con el fin de promover la sostenibilidad ambiental, el Sínodo ha emprendido una serie de iniciativas de carácter ecológico, como son la inscripción de los participantes a través de un procedimiento informático.

Además, los materiales no incluyen objetos de plástico, entregándose vasos y plumas biodegradables y una bolsa de fibra natural y se pretende compensar el impacto medioambiental de emisiones de CO2 que supone la celebración del Sínodo con la compra de títulos forestales para la reforestación de un área de 50 hectáreas de bosque en la cuenca amazónica.

Conclusión

Finalmente, el cardenal se ha dirigido especialmente a los pueblos originarios que siguen el Sínodo desde la Amazonía y le ha agradecido su contribución a la Asamblea Especial.

Y ha invocado a “la protección de la Santísima Virgen María, tan venerada como Nossa Senhora da Amazonia y con varios otros títulos en toda la región Panamazónica, para que esta Asamblea Especial ofrezca al Santo Padre frutos provechosos para la aplicación efectiva de la ecología integral y para nuevos caminos eclesiales que involucren a todo el Pueblo de Dios peregrino en la Amazonia, fuente de vida exuberante, tierra de bellezas ocultas, kairós de gracia y bendiciones, lugar de diálogo entre la fe y las culturas, terreno siempre fértil para recibir la semilla del Evangelio de Jesucristo”.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación