Dona ahora!

El cardenal habla junto al ministro de Exteriores de la Federación Rusa. (Fto. Tv. exteriores Fed. Rusa)

El Card. Parolin en Moscú: “fuerte preocupación” por los cristianos perseguidos

Mons. Parolin estará en Rusia hasta el 24 de agosto

(ZENIT – 22 Ago. 2017).- La Santa Sede expresa su “fuerte preocupación” por la situación de los cristianos en varios países de Oriente Medio y en África y hace una llamada a que “se preserve la libertad religiosa en cualquier estado y en cualquier situación política”, una preocupación común con la Federación Rusa.

Así lo planteó Mons. Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, en la Conferencia de prensa de esta mañana, martes 22 de agosto de 2017, con el ministro de Asunto Exteriores ruso Serguéi Lavrov, en Moscú.

Entre los temas en los que la Santa Sede y la Federación de Rusia encuentran puntos de convergencia, aunque con “enfoques diferentes”, señala Parolin, hay que mencionar “la fuerte preocupación por la situación de los cristianos en algunos países de Oriente Medio y del continente africano, como también en otras regiones del mundo”. En este sentido, la Santa Sede muestra una “constante” preocupación de que “se preserve la libertad religiosa en cualquier estado y en cualquier situación política”.

Mons. Parolin está en Rusia (21-24 agosto 2017) para representar al Santo Padre en las conversaciones mantenidas hoy con el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov y en la que tendrá mañana con Vladimir Putin, con dos motivos: “tanto por la situación bilateral entre la Santa Sede y la Federación Rusa como por la preocupación del papa Francisco en el ámbito internacional”, indicó el cardenal.

Condiciones de vida digna

El secretario de Estado del Vaticano, expresó que la Santa Sede participa cada vez más directamente en el “esfuerzo por promover iniciativas dirigidas a aliviar el sufrimiento de la población”, y hace “un claro llamamiento para que prevalezca el bien común y principalmente la justicia, la legalidad, la verdad de los hechos y la ausencia de manipulación, la seguridad y las condiciones de una vida digna de la población civil”.

Asimismo, el prelado ha declarado que la Santa Sede “no pretende y no puede identificarse con ninguna de las posiciones políticas”, y recuerda su “deber de atenerse estrictamente a los grandes principios del derecho internacional”, cuyo respeto es imprescindible tanto para “proteger el orden y la paz mundial”, como para restaurar una atmósfera sana de respeto mutuo en las relaciones internacionales.

En asuntos de interés internacional, el cardenal Parolin reiteró en primer lugar “el deseo de buscar soluciones justas y duraderas para los conflictos que nos afligen, en particular, el de Oriente Medio, Ucrania y en otros lugares del mundo”.

En las relaciones bilaterales de ambos países, el cardenal ha afirmado que comparten con satisfacción el desarrollo en varios campos, desde el contacto frecuente a nivel de altos representantes, como la revisión de experiencias positivas en intercambios culturales y colaboración entre institutos científicos y médicos. Ambas partes han confirmado además, la intención de continuar en el futuro buenas relaciones en las áreas mencionadas.

Con esta intención también se firmó el acuerdo entre la Secretaría de Estado de la Santa Sede y el Gobierno de la Federación de Rusia, sobre la exención de visado para los titulares de pasaportes diplomáticos.

Iglesia en Rusia
Otros aspectos tratados en esta entrevista, dijo el purpurado, son la vida de la Iglesia católica en la Federación Rusa y el deseo en el interlocutor  de “encontrar solución a estos problemas y la voluntad de seguirlos”.

La primera dificultad son los permisos de residencia para el personal religioso no ruso y la segunda es la “restitución de algunas iglesias que se necesitan para la atención pastoral de los católicos en el país”.

El Secretario de Estado concluyó anunciando su deseo de “reanudar estas y otras cuestiones” después de la reunión mantenida hoy con el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia.

About Rosa Die Alcolea

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación