Dona ahora!
Jorge Mario Bergoglio y su abuela Rosa. © Il Sismografo

Jorge Mario Bergoglio y su abuela Rosa. © Il Sismografo

El papa Francisco y las mujeres de su vida

Libro-entrevista con Dominique Wolton

(ZENIT).- En una entrevista con el escritor francés Dominique Wolton, el papa Francisco se refiere a las “mujeres de su vida”: abuelas, madre… pero también a una comunista paraguaya y una psicoanalista judía que “le ayudó mucho”.

La revista “Le Figaro” de hoy 1º de septiembre de 2017 publica extractos del libro “Papa Francisco: encuentros con Dominique Wolton: política y sociedad” (Editions de L’Observatoire, 432 páginas), que se publicará el 6 de septiembre.

“Le doy gracias a Dios por haber conocido a mujeres reales en mi vida”, dice el Papa al sociólogo que recibido una docena de veces en el Vaticano. “Mis dos abuelas eran muy diferentes”, dice, “pero ambas eran mujeres reales. Eran madres, trabajaban, eran valientes, pasaban tiempo con sus nietos. Pero siempre con esta dimensión de la mujer”.

También rinde homenaje a su madre que “logró evitar el desperdicio” y que “se enfrentó a los problemas uno tras otro… Era una mujer, una madre”.

Otra mujer en la vida del Papa fue Esther Balestrino De Careaga, química, jefa del departamento donde trabajó, que “le enseñó a pensar en la realidad política”. “Era una comunista de Paraguay”, recordó el papa Francisco, que creía que “los comunistas son los cristianos. ¡Fueron ellos los que robaron nuestra bandera!”.

También recordó a una psicoanalista judía: “En un momento de mi vida cuando necesitaba consultar… durante seis meses, fui a su casa una vez por semana para aclarar ciertas cosas. Ella era muy buena. Muy profesional como médico y psicoanalista, siempre ha permanecido en su lugar”.

“Ella me ayudó mucho. Yo tenía ya 42 años en ese momento”, dijo. Entonces, un día -me dijo el Papa-, cuando ella estaba a punto de morir, me llamó. No para los sacramentos, puesto que era judía, sino para un diálogo espiritual”.

El la entrevista indicó que “es importante que un hombre tenga hermanas, lo cual es muy importante”, refiriéndose a “amigos adolescentes” y a “pequeñas novias”.

“Estar siempre en contacto con las mujeres me ha enriquecido”, dice el Papa: “Las mujeres ven las cosas de manera diferente de los hombres … Frente a un problema, es importante escuchar a los dos”.

About Anne Kurian

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación