Obispos filipinos piden a EE. UU. retirar los residuos tóxicos

Print Friendly, PDF & Email

Carta con motivo de la visita del presidente Estrada a Washington

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MANILA, 26 julio (ZENIT.org-FIDES).- «EE. UU. debe sacar los residuos tóxicos de nuestras islas», es el mensaje que han enviado los obispos católicos de Filipinas a los obispos del país norteamericano con motivo de la visita de Estado del presidente filipino Joshep Estrada a ese país.

A petición de los cuatro obispos de la provincia eclesiástica de San Fernando, el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Orlando Quevedo, ha enviado un mensaje al presidente de la Conferencia de EE. UU., monseñor Joshep Fiorenza, con la esperanza de que la sociedad norteamericana tome conciencia de la crítica situación que existe hoy en las antiguas bases navales estadounidenses de Subic (provincia de Zambales), y en la base aérea de Clark De Angeles (provincia de Pampana).

La Ong People´s Task Force on Bases Cleanup informa que, al menos 100.000 personas pueden haber ingerido agua contaminada mientras vivían en la zona de la base aérea de Clark. La Ong subraya además que, 52 residentes han contraído serias enfermedades, incluso cáncer; 20 niños y 8 adultos ya han muerto a causa de los residuos tóxicos. Un estudio realizado en 1988 por la organización Weston International Research ha descubierto en el agua del subsuelo sustancias que pueden causar el cáncer (como el mercurio, nitrato, plomo, solventes como pesticidas). Han puesto en guardia, por ello, sobre el hecho de que la exposición a los metales pesados puede producir cáncer, leucemia, reducción del líquido seminal y otros disturbios en el sistema nervioso. Además podrían causar abortos o anomalías en los niños.

El mes pasado el padre Alberto Avendo, director del Centro de Acción Social de Zamables, se encontró con importantes exponentes de la Conferencia católica estadounidense y otros grupos de Washington, unidos a la Iglesia para pedir su apoyo a favor de las víctimas de los residuos tóxicos. El resultado es que tres senadores del Congreso americano tocarán estas cuestiones durante la visita del presidente filipino, a finales de julio.

En una relación del 2 de julio, los cuatro obispos de las zonas contaminadas (Deogracias Iñiguez de Iba, Paciano Anicete de San Fernando, Honesto Ongtioco de Balanga y Florentino Cinense de Tarlac) han informado que la Accounting Office del Departamento General de EEUU, el Departamento de la Defensa americano, la Organización Mundial de la Salud, y diversas entidades americanas han confirmado contaminaciones graves, en 46 lugares en el interior de las bases. Los obispos se dirigen, por eso, al gobierno americano para que afronte el argumento de los residuos tóxicos y reconozca sus responsabilidades y sus deberes.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }