Detención injustificada por agentes cubanos de misioneros claretianos en Guantánamo

Denuncia en un comunicado un representante de la diócesis

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

GUANTÁNAMO, miércoles, 14 diciembre 2005 (ZENIT.org).- Agentes cubanos han detenido durante un tiempo injustificado a misioneros claretianos y a jóvenes que participaban en un taller vocacional, según ha denunciado la diócesis cubana de Guantánamo-Baracoa.

La detención tiene lugar en el marco de otra detención injustificada contra un sacerdote de esa comunidad religiosa, según denuncia en un comunicado enviado a Zenit por Elme Castillo, del departamento de Medios de Comunicación Social de la diócesis.

«El pasado 2 de diciembre –refiere el escrito– el padre Lambert Okere, CMF (ciudadano italiano) estuvo detenido en la Unidad de Operaciones del DTI de Guantánamo desde las 10:30AM hasta las 4:30PM por una respuesta que éste dio a quienes intentaron provocarle llamándole «yanki» en un servicentro atendido por trabajadores sociales que no quisieron venderle un litro de gasolina para el cuidado de su vehículo».

«El Padre Lambert al sentirse ofendido por tan peyorativo epíteto se defendió con algunas palabras que bastaron para que un patrullero lo llevara detenido. Luego de mediaciones de monseñor Carlos Baladrón [obispo de Guantánamo, ndr.] y de los padres Salvador Salgado y Roselio Días [claretianos de la comunidad de Guantánamo] el padre Lambert fue liberado sin cargos pero con las consabidas advertencias».

Por otra parte el comunicado denuncia otro caso preocupante, acaecido en Guantánamo en el contexto del Taller Vocacional Claretiano con la participación de seis aspirantes y dos seminaristas de la Habana.

«El domingo 11 de diciembre el padre Roselio Días, promotor vocacional, llevaba a los participantes a las afueras de la ciudad para tener momentos de meditación y esparcimiento cuando un patrullero en la carretera los detuvo y los llevó detenidos: al Padre Roselio a la Unidad de Operaciones y luego a Emigración; al chofer del jeep y dos jóvenes lo llevaron a la estación de patrullas; y al resto los llevaron hacia la unidad central de la PNR que después de 4 horas fueron liberados con multas de 7.50 pesos MN cada uno por no portar documentación».

«Luego los otros fueron liberados igualmente sin cargos. El Padre Roselio también tuvo sus advertencias».

«¿Cuatro horas para poner una multa a cuatro jóvenes menores de veinte años por andar sin documentación?», se pregunta el comunicado emitido por el órgano diocesano.

«¿Cuatro horas detenidos por querer apartarse del bullicio de la ciudad?», sigue interrogándose.

«¿Será esto casualidad o parte de las piedras en el «Camino de la Esperanza»? Los comentarios sobran», subraya.

El comunicado comienza y termina pidiendo oraciones por esta comunidad de misioneros claretianos.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación