La Iglesia en América Latina quiere ser misionera

Objetivo de la quinta Conferencia General de la CELAM

Share this Entry

ROMA, miércoles, 14 diciembre 2005 (ZENIT.org).- El objetivo de la quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, que se celebrará en mayo de 2007, en Aparecida (Brasil), consiste en suscitar católicos evangelizadores, afirma el cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa.

El arzobispo de Santiago de Chile y presidente de la Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), resumió los contenidos clave de la cumbre eclesial que tendrá por tema: «Discípulos y misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos en Él tengan vida – «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida»».

La conferencia, explicó, «abordará la situación de la Iglesia en América Latina, que ha cambiado considerablemente si se la compara con la de hace doce o quince años», dijo el cardenal en una entrevista con el padre Joaquín Alliende, asistente eclesiástico internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN).

El cardenal Errázuriz precisó: «La brecha entre ricos y pobres no cesa de crecer, y también hay otros problemas sociales preocupantes como la corrupción, la drogadicción y la violencia. Asimismo, hay que hablar de la expansión de las sectas».

«La Conferencia General de la CELAM se centrará en el ser humano, llamado a ser un seguidor de Cristo. La Iglesia debe despertar en los cristianos el espíritu evangelizador y promover la lucha por una cultura de la vida. Los esfuerzos realizados por comunidades cristianas, movimientos apostólicos e instituciones educativas católicas serán fructíferos en un futuro», afirmó.

También mencionó dos congresos previos cuyo fin es preparar el terreno para la Conferencia General: «Uno es un encuentro de movimientos apostólicos en Bogotá (Colombia), y el otro, que se celebrará con el apoyo de Ayuda a la Igelsia Necesitada en Guadalupe (México), versará sobre la devoción mariana, tan arraigada entre nuestras gentes».

«En este último se abordará la cuestión de cómo ‘cultivar’ la devoción a Nuestra Señora mediante la labor pastoral, para que reporte abundantes frutos a la vida de Iglesia y la sociedad», ilustró el purpurado.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación