El Papa pide ayuda para los damnificados por las lluvias en el sudeste asiático

Situación dramática en la India, Bangladesh, Pakistán, y Nepal

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 23 agosto 2007 (ZENIT.org).- Cáritas Internacional ha hecho un llamamiento a hacerse eco de la exhortación de Benedicto XVI para salir en ayuda de las poblaciones del sudeste asiático.

«Más de la mitad de Bangladesh y partes de la India siguen bajo el agua después de un mes de fuertes lluvias monzónicas. Cáritas tiene miedo de que la situación empeore, pues sigue lloviendo mucho en buena parte del sudeste asiático», afirma la institución católica de ayuda este jueves.

El 12 de agosto el Papa hizo un llamamiento a ayudar a las poblaciones afectadas desde hace semanas por graves inundaciones que han devastado varios países del sudeste asiático, causando numerosas víctimas y destruyendo las viviendas de millones de personas.

«Al expresar mi profunda participación en el dolor de las poblaciones damnificadas, exhorto a las comunidades eclesiales a rezar por las víctimas y a sostener las iniciativas de solidaridad promovidas para aliviar los sufrimientos de tantas personas duramente probadas», dijo el Santo Padre.

«¡Que nos les falte a estos hermanos y hermanas nuestros la ayuda tempestiva y generosa de la comunidad internacional!», exhortó.

Denis Baskey, director regional de Cáritas Rajshahi en Bangladesh, explica: «todavía hay muchas familias totalmente sin ayuda, que viven en las calles o bajo los árboles o en otros edificios públicos». «Tienen necesidad de comida, agua, medicinas. La situación es desesperada».

Cáritas se ha movilizado para ofrecer ayuda urgente para algunos de los 30 millones desplazados a causa de las lluvias en la India, Bangladesh, Pakistán, y Nepal.

La devastación del monzón se ha llevado las vidas de unas 1.800 personas en la India, más de 150 en Bangladesh y unas 100 en Nepal.

Cáritas Internacional ha lanzado un llamamiento para recoger unos seis millones de dólares para asistir a las personas afectadas por las lluvias en el sudeste asiático.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")