Llamada telefónica del Papa al recibir la noticia de la muerte de cuatro niños gitanos

De origen rumano, en la ciudad italiana de Livorno

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 23 agosto 2007 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha expresado su cercanía al pueblo gitano, tras la muerte en la noche entre el 10 y el 11 de agosto de cuatro niños en el incendio de una chabola en la ciudad italiana de Livorno.

El administrador diocesano de Livorno, monseñor Paolo Razzauti, comunicó este jueves que el Papa le llamó el miércoles para pedir expresar su «cercanía a la ciudad de Livorno, deseando que sea capaz de reaccionar ante la tragedia con la cultura de la acogida y de la solidaridad».

La fiscalía de esa ciudad investiga cómo se originó el incendio de la chabola en la que murieron cuatro niños gitanos rumanos de entre 4 y 11 años, dos de ellos sordomudos.

En su llamada telefónica el Papa también dio su pésame a la Iglesia ortodoxa rumana, a la que pertenecían los niños fallecidos.

Por ahora, los padres de los pequeños, dos parejas, han sido encarcelados bajo la acusación de negligencia y abandono de menores e incapaces, con agravante de muerte.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")