Confesiones sin interrupción: Jóvenes italianos esperan al Papa en Loreto

El encuentro tendrá lugar entre el 1 y el 2 de septiembre

Share this Entry

LORETO, jueves, 30 agosto 2007 (ZENIT.org).- En el campo de los voluntarios que están ayudando a preparar el encuentro de Benedicto XVI con los jóvenes italianos, entre el 1 y el 2 de septiembre, este jueves tenían lugar confesiones sacramentales sin interrupción.

«Estoy sorprendido por la calidad de los jóvenes, aquí en el campo de los voluntarios todos somos una gran familia. Son muchachos que me buscan porque quieren confesarse, y he tenido que confesar hasta las 2 de la madrugada», afirma el padre Basito, de la Comunidad de los Discípulos y Apóstoles del Espíritu Santo.

En el encuentro del Papa cerca del santuario mariano de Loreto se espera la participación de unos 300.000 jóvenes de toda Italia, a los que se sumarán 800 jóvenes delegados de 50 países de Europa.

Para garantizar una acogida adecuada, 1.300 voluntarios de 18 a 35 años, procedentes de todas las regiones italianas, ya están trabajando en Loreto.

«Aquí se percibe la presencia del Espíritu Santo», reconoce el padre Basito, que desempeña su ministerio sacerdotal en la ciudad de Palestrina, cerca de Roma. En su atención a los chicos y chicas le ayudan las Hermanas Oblatas de María Virgen de Fátima.

«Para poder desempeñar mi papel de la mejor manera, al igual que otros 70 jefes de equipo, he seguido un curso formativo que comenzó en e mes de noviembre», revela.

El padre Basito ha preparado junto a las religiosas la capilla de los jóvenes voluntarios.

«Es muy bello que los jóvenes me busquen. Algunos reservan una hora, pues han comprendido que la confesión es un encuentro con el Señor y muchos lo agradecen en estos días».

Del 29 al 31 de agosto, buena parte de los jóvenes que participarán en el encuentro con el Papa están acogidos en familias de 32 diócesis de las Marcas, Umbría, Emilia Romaña y los Abruzos.

La mañana del sábado 1 de septiembre se dedicará al camino hacia Loreto: todos los grupos se trasladarán a pié a la explanada de Montorso. La peregrinación se animará de forma que se realice como un verdadero camino en la fe. La llegada del Santo Padre se prevé a media tarde de ese día.

El encuentro de Benedicto XVI y los jóvenes tendrá la forma de un diálogo a varias voces. El hilo conductor de la reflexión será la «condición juvenil».

Las palabras de Jesús «Como Yo os he amado, amaos también así vosotros» (Juan 13, 34), centrarán esos momentos.

Terminada la oración con el Papa, la vigilia proseguirá en Montorso con testimonios, música y reflexiones.

Se llegará así a la mañana del 2 de septiembre, que se abrirá con el rezo de Laudes y culminará con la celebración de la Santa Misa, que presidirá Benedicto XVI. Al final, el Papa entregará a los jóvenes el mandato para la misión.

A Loreto, según la tradición, fue trasladada piedra por piedra la casa de María en Nazaret. En siglos pasados, fue uno de los lugares de peregrinación más importantes de Europa.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación