La familia, en el centro de la Pastoral para los Migrantes

Print Friendly, PDF & Email

Sesión plenaria del Consejo Pontificio

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO , jueves, 15 mayo 2008 (ZENIT.org).- El Consejo Pontificio para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes ha propuesto como tema central a los participantes en su sesión plenaria, del 13 al 15 de mayo, «La familia migrante e itinerante».

El cardenal presidente Renato Raffaele Martino, presidente del organismo vaticano, al inaugurar el encuentro, enmarcó el tema en la óptica de los recientes documentos publicados por su dicasterio. Ha sido un enfoque eminentemente pastoral en el que, a la luz de la Erga migrantes caritas Christi, se han puesto en evidencia los problemas que deben afrontar las familias itinerantes en un contexto de globalización.

En concreto, el cardenal subrayó la importancia que la familia tiene justo cuando se acentúa el fenómeno de la movilidad humana. Se emigra, dijo, para encontrar por ejemplo condiciones más favorables a la vida del núcleo familiar o para huir de las guerras y persecuciones en masa; o mucho menos dramáticamente la gente se mueve para ir a estudiar al extranjero o también sólo se viaja para ir a reforzar vínculos familiares, o se trabaja en viaje para mantener a la familia, como los marineros y personal de aviación.

El cardenal se refirió a los pueblos que viven en los caminos del mundo como característica de su misma cultura, los nómadas; y también a quien en la calle vive el drama de la prostitución o de la falta de un techo, o el abandono experimentado por tantos menores.

Son situaciones que, en la mayoría de las veces, comportan sufrimiento para las familias y por tanto son un desafío para la Iglesia.

Recordó el cardenal Martino que el Consejo Pontificio, a través de orientaciones pastorales específicas para los diversos ámbitos de la movilidad humana, se empeña en un servicio especial para las diversas exigencias.

En esta pastoral, explicó, se deben adoptar modalidades de expresión diversas, tratando de cualificar cada vez más la creatividad y el celo de los agentes pastorales, sin perder nunca la orientación común, es decir «la actuación del plan de Dios, que ha querido que el hombre y la mujer formaran una sola carne en el vínculo del matrimonio».

Por su parte, el secretario del mismo Consejo Pontificio, el arzobispo Agostino Marchetto, ilustró el pensamiento y la obra que ha  caracterizado el trabajo del dicasterio en los últimos años.

Refiriéndose a la plenaria se dijo cierto que de las intervenciones saldrá una fotografía de la situación de la familia en el mundo de la migración y de la itinerancia que sirva de estímulo a todos los pastores a diversos niveles para contribuir a «transformar a la familia migrante e itinerante en un factor más eficaz de evangelización y para la consolidación de los valores cristianos en el mundo».

Por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }