Cáritas teme una nueva crisis de desplazados en la República D. del Congo

Print Friendly, PDF & Email

Ante el peligro de que estallen nuevos conflictos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 22 enero 2009 (ZENIT.org).- En un comunicado difundido este jueves, Cáritas Diocesana de Goma, en la República Democrática del Congo, alerta del grave riesgo de que se produzca una nueva crisis de desplazados en la región del Kivu Norte a la vista de los movimientos de grupos armados que se están registrando en los últimos días.

Según la nota de Cáritas Goma, las tropas ruandesas que entraron en el país el pasado martes 20 de enero han llegado esta mañana a Rutshuru centro y Tongo, al norte de Goma, en el territorio de Rutshuru, así como a Sake, en el territorio de Masisi, y la parte occidental de Mushaki, feudo del CNDP, el Congreso Nacional para el Progreso del Pueblo que lidera el general Laurent Nkunda.

La Misión de las Naciones Unidas en el Congo (MONUC) calcula entre 3.500 y 4.000 el número de efectivos ruandeses que se encuentran en las áreas de Kiwanja y Rutshuru, las localidades de las que fueron expulsados en octubre de 2008 por los rebeldes del CNDP.

En cuanto a los milicianos Maï-Maï, Cáritas Goma asegura que los diferentes grupos que los componen se están concentrando para decidir qué posición adoptar ante esta nueva «organización» de la región, si bien las facciones Vurondo, Ruwenzori, Kasindiens y PARECO ya han anunciado su intención de unirse a las fuerzas armadas congoleñas.

Por su parte, el FDLR (el grupo interhawme de Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda), también se está reagrupando para decidir su próxima estrategia.

Mientras que el grupo RUDI, gracias a la mediación del Gobierno congoleño y la Iglesia de Cristo en el Congo (ECC), ha anunciado su intención de regresar a Ruanda, el resto de efectivos se está concentrando, por una parte, en la zona de Nyamilima-Ishasha, en el territorio de Rutshuru, y, por otra, en el territorio de Walikale, donde el pánico de la población es total.

Tanto es así que se han registrado ya movimientos de desplazados que huyen ante el temor de que en la zona se produzcan de manera inminente operaciones conjuntas de los ejércitos de Ruanda y la R.D. Congo contra el FDLR.

Temor al estallido de una nueva crisis de desplazados

A la vista de la precaria situación de seguridad actual que se dibuja al hilo de estos movimientos de grupos armados, tanto Cáritas como el resto de organizaciones humanitarias temen el estallido de una nueva crisis en una región que en los últimos seis meses ha vivido el desplazamiento de más de 300.000 personas.

De hecho, la Oficina de la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) está recomendando la suspensión de cualquier movimiento fuera de Goma y ha ordenado a sus trabajadores que evacuen las bases de operaciones próximas a las posiciones del FDLR. Mientras, todas las misiones especiales de las agencias humanitarias en la zona deben desplazarse bajo escolta de la MONUC.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }