Obispos cameruneses acusan a Occidente de “desinformar” sobre la visita papal

La polémica sobre el preservativo no afectó a la visita

Share this Entry

YAUNDÉ, jueves 26 de marzo de 2009 (ZENIT.org).- Los obispos de Camerún han publicado una declaración en la que acusan a «ciertos medios occidentales» de haber «desinformado» sobre la visita de Benedicto XVI, negando que exista «malestar» en la opinión pública del país por las declaraciones del Papa sobre el uso de los preservativos en la lucha contra el Sida.

En el texto, firmado por el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Victor Tonye Bakot, los prelados muestran su «asombro» por lo sucedido, y sobre todo al constatar que «la prensa quiera hacer creer que existe un malestar en la opinión camerunesa sobre la visita del Santo Padre, a consecuencia de sus declaraciones».

En primer lugar, ofrecen el texto completo de las palabras del Papa que han provocado la polémica, y lamentan que «lo que los periodistas retienen de esta declaración tan completa del Papa sea sólo la oposición a los preservativos, ocultando toda la acción de la Iglesia en la lucha contra el Sida y en el cuidado de los enfermos».

En segundo lugar, niegan tajantemente que esto haya afectado negativamente a la acogida dispensada al Papa en el país africano.

«El episcopado camerunés subraya, y de manera muy fuerte, que los cameruneses acogieron con alegría y entusiasmo al Papa Benedicto XVI, confirmando así su hospitalidad legendaria. No niega por eso la realidad del sida, ni su efecto devastador en las familias de Camerún», afirma la nota.

Los prelados subrayan que el Papa ha dado un doble mensaje al respecto: por un lado, «la Iglesia católica en todas partes está comprometida diariamente en la lucha contra el Sida», a través de «estructuras adaptadas para la acogida, el control y el tratamiento de las personas infectadas del VIH. Esta asistencia es a la vez moral, psicológica, nutricional, médica y espiritual».

Por otro lado, «la Iglesia, fuerza moral, tiene el imperioso deber de recordarles a los cristianos que toda práctica sexual fuera del matrimonio y desordenada es peligrosa y propicia a la difusión del Sida. Es por eso que predica la abstinencia para los solteros y la fidelidad en el seno de la pareja. Es su deber. No puede sustraerse de él».

Además, los prelados acusan a los medios occidentales de «haber olvidado claramente otros aspectos esenciales del mensaje africano del Santo Padre sobre la pobreza, la reconciliación, la justicia y la paz».

«Esto es muy grave, cuando se sabe el número de muertos que causan otras enfermedades en África, y sobre el que no hay ninguna publicidad verdadera; cuando se sabe al número de muertos que provocan en África las luchas fratricidas debidas a las injusticias y a la pobreza».

Los obispos concluyen su mensaje subrayando que la Iglesia católica «no rechaza a los enfermos de Sida y no anima de ninguna manera la propagación de la enfermedad como pretenden hacer creer ciertos medios de comunicación».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")