“La lluvia fue un signo para ‘permanecer firmes en la fe’”

Print Friendly, PDF & Email

La JMJ no defraudó al movimiento juvenil jesuita

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MADRID, lunes 22 agosto de 2011(ZENIT.org).- Los peregrinos agrupados en torno a las siglas MAGIS, convocados a participar por los jesuitas en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid volvieron a sus lugares de origen, cansados pero muy felices. Aquí están algunos testimonios.

El grueso de los tres mil peregrinos MAGIS alojados en el colegio jesuita Nuestra Señora del Recuerdo –informa la Compañía de Jesús en España- partieron ayer por la tarde para sus países. Muchos de ellos regresaban en autobuses y los venidos de más lejos lo hacían en avión.

A la mayoría les quedan aún muchas horas antes de llegar a casa. Ha sido una experiencia muy intensa que comenzó el 5 de agosto en Loyola y que ha finalizado hace unas horas con la Misa de envío del Papa Benedicto XVI en Cuatro Vientos.

Desde que el lunes pasado los tres mil peregrinos se reencontraran en este centro educativo, participaron en muchas de las actividades culturales y pastorales que ofrecía la JMJ.

Muchos de ellos destacaron las catequesis de los obispos, la visita a la Exposición de las Reducciones del Paraguay, la oración de Taizé, o el poco turismo que han podido hacer como visitar el museo de El Prado.

El viernes tuvieron una gran cita: la película MAGIS que un grupo de profesionales fue grabando desde el inicio de esta experiencia ignaciana. Después de la proyección, los jóvenes acudieron al Via Crucis del paseo de Recoletos que sorprendió gratamente a los jóvenes de otras culturas más lejanas que desconocían esta tradición religioso-cultural de España.

Los dos últimos días estuvieron marcados por la asistencia al aeródromo de Cuatro Vientos, acompañados del calor, el viento y la lluvia. Todos los peregrinos MAGIS salieron el sábado por la mañana del colegio para vivir la experiencia. Para todos los jóvenes las horas finales fueron muy intensas.

Mariel Rodríguez, sevillana, explica que vio incluso en la lluvia un signo para “permanecer firmes en la fe” y le gustó mucho que, cuando llegaban a Cuatro Vientos,  los vecinos, a causa del mucho calor, les echaban agua por los balcones: “En el polvo, en el calor, Dios estaba en medio de todo ello y de tanta gente”.

Además, esta sevillana señala que lo más importante que se lleva de MAGIS es “muchísima confianza y cercanía a Dios”.

Estuvo en una experiencia social en Portugal con ancianos, discapacitados mentales y de ella dice que “ver a Dios en ellos ha sido una chulada”.

Para el coordinador de los 52 peregrinos indios, el jesuita Erwin Lazrado, mientras despide el autobús en el que parten algunos miembros de su grupo cuenta que MAGIS 2011 “ha sido una gran experiencia para el corazón y para la profundización en la fe de los peregrinos de su grupo”.

De la JMJ afirma que la principal vivencia que se llevan para la India es “el sentirse unidos en una sola Iglesia, estos días nos sentimos una única Iglesia católica, con el Santo Padre”. El padre Erwin señala también lo importante que ha sido esta experiencia global para los peregrinos con los que venía: “Son jóvenes de áreas rurales que han sido elegidos para participar; es la primera vez que viajan en avión, que ven gente de otras culturas…”.

El coordinador de Rumanía, el jesuita Florin Silaghi, vino a MAGIS 2011 con 38 personas que ya le han pedido si pueden organizar una experiencia similar, con motivo del “Encuentro Nacional Católico” que tendrá lugar en Rumanía el año que viene.

De la JMJ destaca el que “pudimos elegir los actos culturales, espirituales, los eventos que preferíamos ver” y también “hemos disfrutado mucho de la ciudad”.

Sus experiencias MAGIS fueron en Málaga (animación de calles), Valencia (Diálogo Interreligioso), Manresa (Diálogo espiritual), Fe y cultura, y también alguna de peregrinación.

Así culmina la experiencia ignaciana propuesta por los jesuitas en concomitancia con la JMJ 2011, con miles de reflexiones, vivencias, recuerdos, escritos, nuevos interrogantes y algunas respuestas. Pero todos con la experiencia común de que ha sido una nueva, profunda y especial oportunidad  para vivir “Con Cristo en el corazón del mundo”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }