Bartolomé I convoca una Sinaxis de antiguas Iglesias ortodoxas

Preocupación en el Patriarcado de Moscú

Share this Entry

ESTAMBUL, miércoles 24 de agosto de 2011 (ZENIT.org).- El Patriarcado ecuménico de Constantinopla ha convocado una Sinaxis (palabra griega que designa “asamblea de tipo religioso”) en la que ha invitado a participar a las antiguas Iglesias ortodoxas, es decir, a los patriarcas ortodoxos de Jerusalén, Antioquía y Alejandría, además del arzobispo de Chipre.

En esta reunión, prevista en Estambul los próximos días 1 y 2 de septiembre, está previsto que se traten dos cuestiones, la situación de los cristianos en Oriente Medio, por un lado, y la situación actual de las relaciones interortodoxas, de cara a un futuro concilio panortodoxo.

El objetivo es desbloquear el “punto muerto” en el que se encuentra la Comisión Preparatoria de este Concilio Panortodoxo, anunciado desde hace más de un año, en junio de 2006, durante la histórica visita del Patriarca Bartolomé I a Rusia (ver www.zenit.org/article-35590?l=spanish).

Según informa Orthodoxie.com, la decisión del Patriarca de invitar al arzobispo de Chipre se debe a que esta Iglesia “debe su autocefalia, al igual que los tres patriarcados, a la decisión de un concilio ecuménico”.

En la carta de convocatoria de la Sinaxis, Bartolomé indicaba que esta peculiaridad “no quiere ciertamente excluir a las demás Iglesias ortodoxas de las decisiones panortodoxas, sino que, al contrario, quiere sostener y facilitar la unidad”.

Precisamente, uno de los diez puntos principales que trata la Comisión Preparatoria es, precisamente, los principios para la declaración de la autonomía de las Iglesias ortodoxas (proclamación del carácter autocéfalo), el punto de mayor fricción entre ellas, especialmente entre la Iglesia ortodoxa griega y la rusa, esta última mayoritaria dentro de la Ortodoxia, y autocéfala desde 1488.

Desacuerdo de Moscú

La convocatoria de la Sinaxis, de hecho, ha sido recibida con fuertes críticas por parte del Patriarcado de Moscú, según expresó el pasado 21 de junio el metropolita Hilarión, presidente del Departamento de Relaciones Externas.

En aquella ocasión, el metropolita afirmaba “no estar de acuerdo en que un grupo particular de Iglesias se considere como “el pilar” de la Ortodoxia mundial sobre la base de que la autocefalia es más antigua que la de otras Iglesias, por lo que en este caso hay un intento de dividir a la Ortodoxia en Iglesias de ‘primera’ e Iglesias de ‘segunda’”.

“Si queremos preparar dignamente y llevar a cabo el concilio panortodoxo, debemos apoyar los conceptos eclesiológicos que unen a todas las Iglesias ortodoxas y no crear nuevos conceptos que no pueden sino llevar a la división y al desorden”, afirmó.

Sin embargo, en los últimos días, según confirma el Patriarcado ruso, se han encontrado personalmente el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, y el metropolita Hilarión, en la isla turca de Imbros (no en el Fanar, la sede del Patriarcado de Constantinopla). Una visita interpretada como un signo de distensión entre ambos.

El encuentro duró dos días, del 21 al 22 de agosto, según informa hoy el Patriarcado de Moscú. El domingo, el Patriarca Bartolomé, que es original de Imbros, quiso mostrar los lugares de su infancia y juventud al metropolita Hilarión.

Tras rezar juntos las vísperas en la iglesia de la Dormición de Santi Teodori, el Patriarca se dirigió públicamente al metropolita Hilarión agradeciendo la labor de su Departamento de cara a las relaciones entre ambos patriarcados.

“Esto, naturalmente, no significa que de vez en cuando no se condense alguna nube y no surja algún problema, pero intentemos superarlos y resolverlos juntos, para proseguir nuestra colaboración armoniosa”, concluyó.

Por Inma Álvarez

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")