"Luces y sombras de la familia, a los 30 años de Familiaris Consortio"

Print Friendly, PDF & Email

Semana de la Familia en la diócesis de Córdoba

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CÓRDOBA, martes 17 abril 2012 (ZENIT.org).- El obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Plá, abrió el ciclo de conferencias de la Semana de la Familia de la diócesis de Córdoba con la ponencia titulada «Luces y sombras de la familia, a los 30 años de Familiaris Consortio».

Con el lema «Identidad y misión de la familia cristiana a los 30 años de Familiaris Consortio«, comenzó la Semana de la Familia de la diócesis de Córdoba, que llega a su décimo séptima edición, del 16 al 20 de abril en el Salón de Actos del Palacio Episcopal.

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, fue el encargado de inaugurar este año la Semana de la Familia y de presentar al primer conferenciante, el obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Plá, que abrió el ciclo de conferencias previsto para toda la semana con la ponencia titulada: «Luces y sombras de la familia, a los 30 años de Familiaris Consortio«.

Ante más de doscientos asistentes, el ponente explicó cuál es la situación de la familia cristiana, centrándose en la exhortación apostólica del beato Juan Pablo II, Familiaris Consortio.

Al hilo del título de la ponencia, comenzó diciendo que «las solas fuerzas humanas no son suficientes para construir el matrimonio». En este sentido, comentó que de donde brota el amor verdadero es de Jesucristo y que el matrimonio no es producto de la cultura. «No es suficiente querer quererse. Es necesario poder amar y poder construir en el tiempo una historia de amor que nadie podrá robarnos», afirmó. Además, resaltó que «Jesucristo es el que hace posible vivir la vocación al amor».

En otro orden de cosas, centrándose en las sombras que están alrededor de la familia, indicado que el gran edificio de la familia ha sido asaltado en los últimos tiempos e hizo un repaso desde la revolución sexual del 68 hasta la ideología de género, manifestando que «el matrimonio hace el recorrido del propio ser de la persona y Dios ha creado al matrimonio creando al hombre y a la mujer». «Esta es la riqueza del Concilio Vaticano II», aseguró.

Asimismo, reflexionó sobre la situación que atraviesa la familia actualmente destacando que la comunidad cristiana ha de ser reconstruida y tiene que promover una cultura de la familia. «Nuestra época necesita de la conversión y sólo estando nosotros anclados en la Nueva Evangelización podemos responder a estas necesidades», indicó.

Concluyó pidiendo a la Virgen Santísima que «no les falte a nuestros pueblos en España el vino nuevo de la redención. Que suene bien fuerte la voz de los matrimonios y las familias para el bien de nuestro pueblo y para gloria de la Santísima Trinidad».

«La familia, sujeto de la Nueva Evangelización» será la segunda ponencia de este ciclo, a cargo del vicedecano de la Sección Española del Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el matrimonio y familia, el padre Juan de Dios Larrú.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }