Los trabajadores del Vaticano tendrán que fichar por decisión del papa

A partir del 1 de enero se valorará su rendimiento. La medida servirá también para recuperar a algún sacerdote para la actividad pastoral

Share this Entry

Todos los trabajadores del Estado Vaticano, salvo los arzobispos y cardenales, deberán fichar con la tarjeta magnética que ya tienen, para dejar así constancia de su jornada laboral. Lo harán a partir del 1 de enero de 2014, según una información que publicará mañana el semanario italiano Panorama.

Aunque ya hayan quedado atrás los tiempos en los que Juan XXIII respondió con un chiste al periodista que le preguntó cuántas personas trabajaban en el Vaticano: indicando  ‘Más o menos la mitad…’, el registro de las entradas y salidas servirá para medir el nivel de trabajo de cada uno de sus casi 3 mil dependientes.

La decisión ha sido promovida por el propio papa y ha contado con la colaboración del servicio de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), que es quien paga los sueldos.

Durante años se ha intentado introducir este control de asistencia, pero el proyecto siempre había fracasado debido al obstruccionismo de los interesados. Así, el pontífice argentino ha pasado de las palabras a los hechos en su propia casa, donde ya es conocida su afición de ir apagando las luces por los pasillos de las logias. «Ahorrando luz se da sueldo a un párroco», ha afirmado más de una vez Francisco.

Quienes conocen al santo padre aseguran que esta medida permitirá principalmente optimizar el uso de personal en la Curia romana y recuperar a algún sacerdote para la actividad pastoral.

La obligación de fichar ha suscitado el descontento, sobre todo entre quienes temen que exista un control demasiado rígido y no se tengan en cuenta otras actividades fuera de los muros vaticanos.

Dotada con un chip capaz de localizar en cualquier momento dónde se encuentra su propietario, la tarjeta sirve también para acceder a los servicios de asistencia sanitaria, a los cajeros automáticos, al mercado, a los comedores y a los distribuidores de gasolina dentro del Estado de la Ciudad del Vaticano.

Share this Entry

Iván de Vargas

Profesional de la comunicación con más de 15 años de experiencia en la información religiosa. A lo largo de su dilatada trayectoria, ha desempeñado diferentes responsabilidades: delegado diocesano de Medios de Comunicación Social de Córdoba y director de la Revista Primer Día; director de comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM); redactor jefe del Semanario Alba, y responsable de comunicación de María Visión España, donde ha dirigido y presentado diferentes programas de TV. Asimismo, ha sido colaborador de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales (Cadena Cope, Popular TV, Intereconomía TV, Radio Intereconomía, La Nación, Trámite Parlamentario y Municipal, Radio Inter, Radio María, Semanario Alfa y Omega, Avvenire, etc.). En este tiempo, ha estado especialmente vinculado a la cobertura informativa de las actividades del Papa y la Santa Sede. Actualmente es redactor de la agencia ZENIT. También es miembro fundador de Crónica Blanca y socio de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E).

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación