El Sínodo de la familia es a nivel mundial, no solo sobre occidente

Print Friendly, PDF & Email

Este domingo, con la misa de apertura en San Pedro presidida por el Santo Padre, da inicio la Asamblea Extraordinaria de los Obispos sobre la familia

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

La palabra Sínodo, del griego, significa «caminar juntos». Y ese caminar juntos de los obispos comienza este domingo, con la solemne celebración eucarística presidida por el santo padre Francisco, que abre la III Asamblea General del Sínodo de los obispos sobre el tema «Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización».

Esta Asamblea está convocada para «afrontar un tema particularmente urgente, con directivas adecuadas del mundo actual, para el bien de toda la Iglesia», lo ha recordado esta mañana el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, en la Sala de Prensa de la Santa Sede.

«Estamos en camino», ha indicado el purpurado, porque el itinerario sinodal comenzó con el consistorio de los cardenales del 20 al 21 de febrero de este año, tiene su segunda etapa con la Asamblea Extraordinaria de este mes de octubre y concluirá con la Asamblea Ordinaria de 2015.

El cardenal ha advertido que el sínodo es sobre la familia a nivel mundial, no es solamente sobre las temáticas de la familia en occidente, como en algunos casos ha presentado la prensa de los países occidentales; centrando el tema del Sínodo en la comunión para las personas divorciadas que se han vuelto a casar.  Por eso ha precisado, que en otras partes del mundo los problemas son otros, como la poligamia, la violencia doméstica, la explotación de los menores, los matrimonios mixtos, etc. De este modo, ha señalado que entre las parejas que participan en el sínodo como auditores, está un matrimonio mixto de una católica con un musulmán.

Además, ha matizado respondiendo a las preguntas de los periodistas, que la Iglesia camina en un contexto histórico, y es necesario poner la doctrina de la Iglesia en el contexto presente. Al contrario, ha indicado, bastaría tomar cualquier documento de hace dos mil años.

Por otro lado, el cardenal Baldisseri ha subrayado que esto es un sínodo para los obispos, del cual participan también algunos laicos que pueden hablar pero no tienen derecho de voto. Para esto, se dio la posibilidad de que todos, a través del cuestionario, plantearan sus interrogantes.

Los padres sinodales que participarán en esta Asamblea serán en total 191, subdivididos en tres categorías: 162 ex officio, 3 ex electione y 26 ex nominatione pontificia. La procedencia de los Padres es de los cinco continentes: 42 de África, 38 de América, 29 de Asia, 78 de Europa y 4 de Oceanía. Además, formarán parte de esta Asamblea sinodal otros invitados procedentes de distintas culturas y naciones: 16 expertos o colaboradores del Secretario Especial, 38 Auditores, 8 delegados fraternos. El cardenal también ha destacado que participan 12 parejas de padres y esposos. Y también entre los expertos habrá una pareja de esposos. Asimismo, participarán como delgados fraternos representantes de otras Iglesias y comunidades eclesiales, que comparten con la Iglesia católica la preocupación por la evangelización y la atención pastoral de las familias del mundo de hoy.

Por otro lado, el cardenal ha recordado que «en el espíritu sinodal de la comunión fraterna se  ha desarrollado ya la fase preparatoria de esta Asamblea, en la cual ha resonado la voz de todo el Pueblo de Dios: obispos, presbíteros, diáconos, personas de vida consagrada y fieles laicos.» Esto ha sido posible a través del cuestionario unido al Documento Preparatorio que se envió a las Conferencias Episcopales. «Con las propias observaciones, han manifestado su pensamiento  sobre las cuestiones más relevantes en relación a la familia en el actual contexto», ha explicado.

Además, el purpurado ha indicado que «la amplitud del material recibido es sin duda índice de esa franqueza y libertad con la que se ha conducido la consulta». Al respecto ha subrayado que «todos somos conscientes de que la comunión fraterna crece en la libertad, por la cual se enriquece el debate y se pueden individuar las elecciones pastorales más aptas a la familia en el contexto actual. De hecho, es importante expresarse claramente y con valentía. Manifestar el propio pensamiento revela la cualidad del hombre, haciéndole responsable delante de Dios y de los hombres».

Durante el debate en el Aula que tendrá lugar la semana que viene, se seguirá el orden temático establecido siguiendo el Instrumentum laboris. Cada Congregación general se abrirá con el anuncio del tema por parte del Presidente Delegado de turno, al que seguirá la intervención de una pareja de esposos auditores, que ofrecerán a los Padres sinodales su testimonio de vida familiar, «contribuyendo a presentar y enriquecer la acción pastoral».

Para acompañar este proceso, se han organizado momentos de oración en la diócesis de Roma. En Santa María la Mayor cada tarde a las 18 horas, un obispo o un cardenal celebrará la santa misa por la familia. Asimismo en distintos puntos del mundo, se rezará en los santuarios, especialmente en aquellos dedicados a la Sagrada Familia, en los monasterios, en las comunidades de vida consagrada, en las diócesis y en las parroquias.

Finalmente, el secretario del Sínodo ha explicado que el documento final será la base para el sínodo Ordinario del 2015. Está previsto que el documento sea ampliado con un cuestionario, debido a la amplitud del asunto de la familia, serán incluidos otros temas concretos más adelante. Este documento será enviado a las conferencias episcopales y después se elaborará el instrumentum laboris, para el Sínodo Ordinario.

Share this Entry

Staff Reporter

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }