Simposio de teología india

Avanzar en su clarificación a la luz de la Palabra de Dios y del Magisterio de la Iglesia.

Share this Entry

+ Felipe Arizmendi Esquivel

Obispo de San Cristóbal de Las Casas

VER

Se está llevando a cabo en nuestra diócesis el V Simposio de Teología India, sobre Revelación de Dios y Pueblos Originarios. Su objetivo general es proseguir el camino de profundización de los contenidos doctrinales de la Teología India, para avanzar en su clarificación, a la luz de la Palabra de Dios y del Magisterio de la Iglesia. Este objetivo se inspira en lo que el Papa Benedicto XVI escribió, cuando era aún prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, al Cardenal Francisco Javier Errázuriz, entonces Presidente del CELAM (26 de julio de 2004). Este es un tema delicado y fronterizo, sobre el cual se ha procurado dialogar entre los impulsores de esta Teología y el Magisterio eclesial, siempre en comunicación con dicha Congregación.

Los objetivos específicos son: Compartir y dialogar los diferentes elementos de la Revelación en la Palabra de Dios y en sus diversas manifestaciones en las culturas originarias de América Latina. Avanzar en la clarificación de algunos puntos cuestionados de la revelación de Dios en los pueblos originarios. Celebrar la fe con expresiones propias de los pueblos originarios.

Los títulos de las conferencias son: Escritura: Palabra de Dios y Palabras indígenas. Manifestación de Dios en los cambios culturales de los pueblos originarios. Los nombres de Dios en los pueblos originarios. ¿Cómo descubro a Dios en la vida de mi pueblo? La Revelación en la Teología Católica, por un Delegado de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Dei Verbum y Verbum Domini en perspectiva indígena. ¿Revelación de Dios en las culturas originarias? Mi experiencia de Dios en la vida de mi pueblo. Revelación y pueblos originarios. Cuestiones disputadas. Caminos abiertos en la teología de la revelación. La Sagrada Escritura en la Vida de los pueblos originarios. Las Palabras de Dios en mi vida y en la vida y el martirio de mi pueblo.

Participan obispos delegados por sus conferencias episcopales, religiosas, laicos y sacerdotes de los diversos países latinoamericanos que tienen población indígena.

PENSAR

Este es un tema polémico, pues nos obliga a pensar con otras categorías y otros métodos, propios de los pueblos originarios, que contrastan con nuestra teología tradicional. Sin embargo, el Papa Francisco nos anima a abrirnos a otras culturas, para que en ellas se haga presente la plenitud de la revelación en Cristo.

Dice en Evangelii gaudium: “Más que el temor a equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención, en las normas que nos vuelven jueces implacables, en las costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: «¡Denles ustedes de comer!» (EG 49).

La gracia supone la cultura, y el don de Dios se encarna en la cultura de quien lo recibe” (EG 115). “El cristianismo no tiene un único modo cultural. En los distintos pueblos, que experimentan el don de Dios según su propia cultura, la Iglesia expresa su genuina catolicidad y muestra la belleza de este rostro pluriforme. Toda cultura propone valores y formas positivas que pueden enriquecer la manera de anunciar, concebir y vivir el Evangelio” (EG 116).

No haría justicia a la lógica de la encarnación pensar en un cristianismo monocultural y monocorde. El mensaje revelado no se identifica con ninguna cultura y tiene un contenido transcultural. El mensaje que anunciamos siempre tiene algún ropaje cultural, pero a veces en la Iglesia caemos en la vanidosa sacralización de la propia cultura, con lo cual podemos mostrar más fanatismo que auténtico fervor evangelizador” (EG 117).

Una sola cultura no agota el misterio de la redención de Cristo” (EG 118). “La teología tiene gran importancia para hacer llegar la propuesta del Evangelio a la diversidad de contextos culturales” (EG 133).

ACTUAR

Que el Espíritu nos guíe, para que seamos fieles a Jesucristo y a su Iglesia, en las diferentes culturas donde estamos sembrados. Que tengamos apertura, para descubrir y desarrollar allí su presencia, hasta su plena madurez en Cristo.

Share this Entry

Felipe Arizmendi Esquivel

Nació en Chiltepec el 1 de mayo de 1940. Estudió Humanidades y Filosofía en el Seminario de Toluca, de 1952 a 1959. Cursó la Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca, España, de 1959 a 1963, obteniendo la licenciatura en Teología Dogmática. Por su cuenta, se especializó en Liturgia. Fue ordenado sacerdote el 25 de agosto de 1963 en Toluca. Sirvió como Vicario Parroquial en tres parroquias por tres años y medio y fue párroco de una comunidad indígena otomí, de 1967 a 1970. Fue Director Espiritual del Seminario de Toluca por diez años, y Rector del mismo de 1981 a 1991. El 7 de marzo de 1991, fue ordenado obispo de la diócesis de Tapachula, donde estuvo hasta el 30 de abril del año 2000. El 1 de mayo del 2000, inició su ministerio episcopal como XLVI obispo de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, una de las diócesis más antiguas de México, erigida en 1539; allí sirvió por casi 18 años. Ha ocupado diversos cargos en la Conferencia del Episcopado Mexicano y en el CELAM. El 3 de noviembre de 2017, el Papa Francisco le aceptó, por edad, su renuncia al servicio episcopal en esta diócesis, que entregó a su sucesor el 3 de enero de 2018. Desde entonces, reside en la ciudad de Toluca. Desde 1979, escribe artículos de actualidad en varios medios religiosos y civiles. Es autor de varias publicaciones.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")