Catedral de San Miguel y Santa Gúdula en Bruselas, Bélgica. Foto: Wikipedoa