Ulrich Hemel, presidente federal de la Asociación de Empresarios Católicos (BKU). Foto: Archivo.