Pakistán: la condena de la cristiana Asia Bibi daña la tolerancia

Su marido denuncia que en el tribunal los imanes gritaban: ‘¡Blasfemia! ¡Mátenla!’. La primera mujer condenada a la horca, madre de cinco hijos

Share this Entry

El padre Francis Nadeem, superior provincial de los Capuchinos en Pakistán y fundador del Consejo para el Diálogo Interreligioso en Lahore, ha indicado que «la tolerancia y el perdón son dos valores importantes, que están presentes no sólo en el cristianismo, sino también en el islam y otras religiones del mundo». Por este motivo, ha añadido, «estamos trabajando duro para crear armonía religiosa en Pakistán y para difundir un mensaje de paz y tolerancia». «Muchos eruditos musulmanes importantes están con nosotros», ha asegurado el fraile capuchino. 

Así, la sentencia que confirma la pena de muerte para Asia Bibi «daña el camino que estamos tomando y el trabajo que estamos haciendo, en armonía con los líderes musulmanes», ha afirmado el padre Nadeem en declaraciones a la Agencia Fides. «Estamos en total desacuerdo con la confirmación de la pena de muerte –ha reconocido el religioso–. Es muy doloroso y decepcionante. El tribunal no ha demostrado realizar una verdadera justicia, porque Asia nunca ha cometido blasfemia». Para el fundador del Consejo para el Diálogo Interreligioso en Lahore, «el proceso se basa en el testimonio de dos mujeres (dos hermanas), pero detrás de estas acusaciones, hay algo más». «El proceso –ha lamentado– es el resultado de una conspiración».

Ashiq Masih estaba presente el pasado 16 de octubre en el Tribunal de Lahore esperando el fallo que decidiría si su esposa, madre de cinco hijos, era liberada o si confirmaba la sentencia a la horca por blasfemia contra el islam. La defensa había demostrado que la acusación contra la mujer cristiana no tenía base. Sin embargo, el juez decidió ratificar la pena capital.

El propio Masih ha revelado a la ONG British Pakistani Christians que en la sala “había también un gran número de imanes y líderes islámicos que gritaban continuamente: ¡Blasfemia! y ¡Mátenla!». 

El esposo de Asia Bibi ha reconocido que «este proceso de apelación era un rayo de esperanza pero el rechazo de la apelación ha destruido mi fe en el sistema legal paquistaní».

Ashiq Masih no les ha dicho a sus cinco hijos el resultado de la sentencia, pues «todos están muy deprimidos». «Esperábamos que en breve ella estaría de regreso en casa», ha confesado.

Ahora sólo queda la esperanza de que la última instancia libere a la humilde campesina pakistaní. «Mis abogados están muy seguros de que la Corte Suprema anule esta sentencia”, ha expresado el marido de Asia Bibi.

La mujer cristiana fue denunciada por blasfemia el 19 de junio 2009 por el mulá musulmán Qari Muhammad Salam, ante la policía de la ciudad de Nankana Sahib. Después de un juicio ante el Tribunal de Primera Instancia de Nankana Sahib, Asia Bibi fue condenada a la pena de muerte el 8 de noviembre de 2010. 

El recurso fue presentado ante el Tribunal Superior de Lahore el 11 de noviembre de 2010, pero, por razones de oportunidad, de contexto, de presiones religiosas y políticas, sólo cuatro años después fue tomado en consideración y puesto en el calendario de la Corte.

Tras cinco aplazamientos de la vista que debía revisar la condena a la horca de Asia Bibi, el tribunal de apelación de Lahore confirmó el pasado día 16 la sentencia de muerte. Ahora los abogados de la defensa recurrirán a la última instancia del país, la Corte Suprema.

Aunque las pruebas son más que dudosas, la presión islamista sobre los tribunales e incluso contra los defensores de Asia Bibi (dos de ellos fueron asesinados) han impedido un juicio justo. Sólo la presión internacional podrá evitar que se consume la ejecución y que el Tribunal Supremo anule la sentencia.

Share this Entry

Iván de Vargas

Profesional de la comunicación con más de 15 años de experiencia en la información religiosa. A lo largo de su dilatada trayectoria, ha desempeñado diferentes responsabilidades: delegado diocesano de Medios de Comunicación Social de Córdoba y director de la Revista Primer Día; director de comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM); redactor jefe del Semanario Alba, y responsable de comunicación de María Visión España, donde ha dirigido y presentado diferentes programas de TV. Asimismo, ha sido colaborador de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales (Cadena Cope, Popular TV, Intereconomía TV, Radio Intereconomía, La Nación, Trámite Parlamentario y Municipal, Radio Inter, Radio María, Semanario Alfa y Omega, Avvenire, etc.). En este tiempo, ha estado especialmente vinculado a la cobertura informativa de las actividades del Papa y la Santa Sede. Actualmente es redactor de la agencia ZENIT. También es miembro fundador de Crónica Blanca y socio de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E).

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")