Música y evangelización en un CD del Coro de la Capilla Sixtina

Habemus Papam, una música que hoy se relaciona con la liturgia del Vaticano II, presentada por el cardenal Ravasi y el profesor Palombella en la Sala de Prensa del Vaticano

Share this Entry

El CD ‘Habemus Papam’, que contiene las músicas cantadas por el Coro de la Capilla Musical Pontificia ‘Sixtina’ durante el cónclave del 2013, las primeras palabras del papa Francisco, así como su primera misa, ha sido presentado hoy en la Sala de Prensa del Vaticano. 

En el evento estuvieron presentes el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura; el director de la Capilla Musical Pontificia Sixtina, Massimo Palombella; y dos dirigentes de la Deutsche Grammophon, Mirko Gratton y Ute Fesquet. Moderado por el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, que habló también en cuanto director de la Radio Vaticano.

El cardenal Gianfranco Ravasi, al indicar “que esas músicas las he escuchado del vivo durante el cónclave al cual participé”, precisó que figura siempre el deseo de que “la música entre en el interior de lo cotidiano”.

El número uno del Pontificio Consejo de la Cultura reveló que en su dicasterio hay dos sectores que se interesan de la música, uno es sobre el diálogo con la música culta contemporánea y otro sector del diálogo con la música que podría parecer escandaloso, relacionado al ‘Atrio de los Gentiles’, dedicado al diálogo entre creyentes y no, en amplios sectores, como la cultura, literatura, etc. y también la música.

El cardenal recordó que la semana pasada estuvo en el Maxi de Roma, con muchos jóvenes, muchachos y muchachas, y que realizaron un ‘Atrio de los Gentiles’, dedicado a su música, música que se vuelve una especie de esperanto, como el deporte. Y recordó que la música es una experiencia fundamental de la convivencia humana.

El director del coro de la Sixtina precisó que se trata de “la institución coral más antigua del mundo”, una historia de la música “conectada al rito entorno a las celebraciones del Papa”. Porque la Sixtina “antes que todo hace un servicio eclesial”, que se realiza “cuidando el gran patrimonio cultural de la Iglesia y en diálogo con la modernidad”.

Añadió que si bien “el gregoriano y la polifonía son nuestros modelos, como dijo San Pio X”, son un “modelo metodológico”, sabiendo como hizo Palestrina “conversar con la música de ese momento”. Y recordó que la ‘Misae Papa Marcelli’, fue recibida muy mal por la crítica del tiempo.

Un coro que al tener una actividad ordinaria de cantar en la liturgia le obliga a una recepción inteligente de la reforma litúrgica del Vaticano II, porque “la música debe tener una pertinencia ritual”.

Se trata de dar una “buena colocación al patrimonio del pasado y en diálogo con la modernidad para evangelizar la cultura de hoy”. Esto la obliga a profundizar, buscar, entender. Si no se vuelve un objeto de museo. Justamente porque es un coro que tiene tanta historia, “la tentación puede ser de quedarse allí”, dijo.

El profesor Palombella recordó además que, en la identidad de la Sixtina, hay una misión de evangelización y diálogo cultural. Y consideró que trabajar con la Deuch Gramophon es dar una respuesta a la modernidad. En este caso presentando la “primera documentación histórica de la música de un cónclave, con perlas de tradición como el gregoriano, o algunos polifónicos de Palestrina”.

Su repertorio, su patrimonio, la realidad litúrgica, añadió necesita un sano diálogo con la modernidad. Por ejemplo, dijo, “el contrapunto de Palestrina hoy no se adapta bien”, y el coro tiene además “un valor añadido: que es la evangelización”. Por ello es necesario, concluyó, “estudio, búsqueda, profesionalidad, en un horizonte de evangelización hoy”.

Interrogado por ZENIT, el profesor Palombella recordó que había una serie de iniciativas ecuménicas para facilitar las relaciones con Iglesias cristianas de otros países aprobadas por Benedicto XVI y que cuando el papa Francisco fue elegido, él pidió al cardenal Angelo Becciú, de la Secretaría de Estado, si el Coro de la Sixtina debía proseguir en este proyecto, lo que contó con la aprobación del santo padre Francisco.

Por su parte el dirigente de la Deutsche Grammophon, calificó al coro de la Sixtina como “uno de calidad como no habíamos encontrado desde hace años”, por lo que prometió que “produciremos discos importantes de altísima calidad”. Algunas músicas grabadas en directo, como las del cónclave, pero también otras que se realizarán en estudio.

“Uno de los grandes eventos históricos son el cónclave, las primeras palabras del papa Francisco, y su primera misa”, dijo. Y añadió que “no se quisieron hacer modificaciones sobre las grabaciones, en las que se escuchan algunos ruidos de fondo”. Recordó que el Papa se mostró complacido del proyecto.

El padre Federico Lombardi, director de la Radio Vaticano, expresó “la gran satisfacción de la Radio Vaticano por ser parte de esta iniciativa, porque además de la actividad de información que realiza, está el arte de grabar los sonidos con técnicas de calidad”.

Share this Entry

Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación