Communion wafers

Pixabay CC0

Francisco señala que la eucaristía no es un premio para los buenos sino la fuerza para los pecadores

El papa envía un víedeomensaje al Congreso eucarístico nacional en India y recuerda que la comunión con el Señor nos conduce a la solidaridad con los otros

Share this Entry

Ha iniciado hoy en Mumbai, India, el Congreso eucarístico nacional, en el que participan más de 700 delegados de todo el país. Como enviado especial del papa Francisco, participa el cardenal Malcom Ranjith, quien ha presentado un vídeomensaje del Santo Padre para la apertura de los trabajos, bajo el lema “Nutridos por Cristo para nutrir a los otros”.

El Congreso eucarístico es un don de Dios “no solo para los cristianos de India sino para toda la población de un país tan rico en diversidad y espiritualidad”, subraya el Pontífice.

Por otro lado, recuerda que ya Pablo VI tuvo forma de evidenciarlo, durante su viaje a India en 1964, en el discurso dirigido a los fieles de religiones no cristianas. El Papa Montini indicó que Cristo es querido en este país “inspirado de amor y sacrificio de sí mismo” para “millones de personas que lo han conocido y lo aman”.

Francisco exhorta a aprender “que la eucaristía no es un premio para los buenos, sino la fuerza para los débiles, para los pecadores. Es el perdón, es el estímulo que nos ayuda a andar, a caminar”. Asimismo, indica que la comunión con el Señor “nos conduce a la solidaridad con los otros”.

También precisa que “los seres humanos de todo el mundo necesitan nutrirse” no solo “de lo que se necesita para satisfacer el hambre física”.

De aquí, observa el Papa, el llamamiento a todos los que están saciados y nutridos por el Cuerpo y la Sangre de Cristo a no permanecer indiferentes hacia los hermanos y hermanas que sufren hambre, no solo física sino también “de amor, inmortalidad, afecto, atención, perdón, misericordia. Estos tipos de hambre pueden ser satisfechos solo con el pan que viene de lo alto”.

Asimismo, hace otro llamamiento para llevar “la alegría del Evangelio a aquellos que no lo han recibido aún” y “esperanza a aquellos que viven en las tinieblas y en la desesperación”.

Para finalizar el papa Francisco desea que este Congreso sea “presagio de luz para la gente de India”, “presagio de gran alegría y felicidad”, “una ocasión” para “estar unidos en el amor”.

 

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación