Francisco en el papamóvil

Francisco en el papamóvil antes de la audiencia de hoy

El Papa invita a no temer 'reconocernos pecadores'

En la catequesis de la audiencia general de esta semana, el Santo Padre explica que en la Cruz el inocente muere por los culpables y, desde ella, suplica al Padre el perdón para todos

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco ha compartido una semana más, la mañana del miércoles con los miles de fieles reunidos delante de la basílica de San Pedro para la audiencia general. Así, ha llegado a la plaza en el papamóvil descubierto, y ha recorrido los pasillos saludando a los allí presentes. De forma especial, como es habitual, se ha detenido con los niños para darles su bendición. 
Esta semana, el Santo Padre ha proseguido con las catequesis sobre la misericordia, en concreto sobre cómo el Señor la ha llevado a su plenitud. De este modo, en el resumen que hace en español, ha explicado que “todo el Evangelio es una muestra de ese amor puro, gratuito y absoluto que llega al culmen con el Sacrificio de la Cruz”.
Jesús –ha recordado– comienza su misión poniéndose en la fila de los pecadores, para recibir el bautismo de Juan, mostrándonos así su compasión, su solidaridad con la condición humana. El Pontífice ha subrayado que “en la Sinagoga de Nazaret afirma que todo lo que hará será cumplir este programa inicial, llevando consolación, salud y perdón a quien acudía a Él”. Asimismo, Francisco ha precisado que en el Jordán, ninguno pudo entender este gesto, sólo el Padre, que declara: «Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto», ratificando con la unción del Espíritu el camino que el Señor ha tomado.
Finalmente, el Santo Padre ha explicado que “en la Cruz contemplamos este gran misterio de amor”. En ella –ha añadido– el inocente muere por los culpables y, desde ella suplica al Padre el perdón para todos, sin excluir a nadie. Por eso, Francisco ha concluido recordando que “no debemos temer reconocernos pecadores, pues ha llevado nuestro pecado sobre su Cruz y, cuando nos confesamos arrepentidos, tenemos la certeza de su perdón”.
A continuación, el Papa ha saludado a los peregrinos de lengua española. De este modo, les ha invitado a acercarse  “al sacramento de la reconciliación que actualiza la fuerza del perdón que nace de la cruz y renueva en nosotros la gracia de la misericordia divina, haciéndonos capaces de amar y perdonar como el Señor nos enseñó”.
Tras realizar los saludos en las distintas lenguas ha dedicado unas palabras a los jóvenes, los enfermos y los recién casados. “Miremos al modelo de la Virgen María para vivir este Tiempo Pascual en escucha de la Palabra de Dios y con la práctica de la caridad, viviendo con alegría la pertenencia a la Iglesia, la familia de los discípulos misioneros del Cristo Resucitado”, ha exhortado Francisco.
El Santo Padre ha recordado que hoy se celebra la Tercera Jornada Mundial del Deporte por la Paz y el Desarrollo. Por eso ha asegurado que «el deporte es un lenguaje universal, que acerca a los pueblos y puede contribuir a hacer que las personas se encuentren y superar los conflictos». Y así ha alentado a vivir la dimensión deportiva como entrenamiento de virtud en el crecimiento integral de los individuos y de las comunidades.
(Leer el texto completo del Papa)

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación