Misa con el centro Aletti - CTV

El Papa: ‘La persecución y los sufrimientos son parte del testimonio cristiano’

El Santo Padre ha celebrado esta tarde la eucaristía  con los miembros del Centro Aletti

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El testimonio no podemos darlo nosotros solos, debemos hacerlo siempre con el Espíritu Santo. Así lo ha indicado el papa Francisco en la homilía de la misa celebrada esta tarde con los miembros del Centro Aletti.
La misa ha sido celebrada en la capilla “Redemptoris Mater”, ubicada en el Vaticano, en el segundo piso del Palacio Apostólico y llamada también la capilla Sistina de nuestros tiempos. Está decorada con diversos mosaicos que cubren las paredes y el techo y fue concluido poco antes del Jubileo del 2000.
Haciendo referencia a la primera lectura en la que los apóstoles salieron del Sanedrín contentos de haber merecido ultraje por el nombre de Jesús, el Santo Padre ha asegurado que este es “otro signo del testimonio cristiano”.
Al respecto, ha querido subrayar que “el testimonio siempre pierde” porque “el testimonio siempre te lleva al sufrimiento, a la persecución”. Tal y como enseña –ha recordado– la última de las bienaventuranzas. Del mismo modo, el Papa ha aseverado que “la persecución, los sufrimientos, son parte del testimonio cristiano”.
En esta línea, ha observado que algunos pueden pensar que esta sea una espiritualidad masoquista, pero esta es “la espiritualidad del Reino de Dios”.
Por otro lado, ha recordado también a las personas que no derraman su sangre pero que viven silenciosamente, sin juzgar, dando testimonio de mansedumbre, “siempre pierden”, “no ganan”. El testimonio cristiano –ha advertido– no es para ganar. “Si sigo a Jesucristo para ganar sigo al dios dinero, el otro patrón”, ha añadido.
Finalmente, el Santo Padre ha contado que le gusta rezar el rosario delante de un cuadro de la Virgen en el que ella está en el centro del icono. En brazos tiene a Jesús. En realidad –ha precisado– en el centro es siempre Jesús que viene y Ella es la gran Madre que ha hecho posible este milagro del abajamiento de Dios para caminar como uno de nosotros, para ser uno de nosotros.
Para concluir la homilía, el Pontífice ha invitado a rezar los unos por los otros “para que Dios nos dé la gracia de dar verdadero testimonio de Jesucristo con la fuerza del Espíritu Santo y también con las bienaventuranzas, de la persecución y la humillación, cosas que el Señor ha sufrido en su vida”.
El centro de Estudios e investigaciones “Ezio Aletti” es un centro que se añade a la misión que la Compañía de Jesús desempeña en el Pontificio Instituto Oriental. Los jesuitas lo abrieron en un edificio donado a la Compañía por la señora Anna Maria Gruenhut Bartoletti Aletti, con el deseo de que se convirtiera en un centro de encuentro y de reflexión intercultural.
El Centro Aletti se dirige, ante todo, “a estudiosos y artistas de inspiración cristiana del centro y este de Europa, y se erige con el fin de facilitar el encuentro con los colegas del oeste europeo. Encontrarse en la caridad favorece la actitud creativa que brota del estudio de la memoria y se deja interpelar por devenir de hoy”, explican en su página web. Asimismo, precisan que el Centro promueve la convivencia de ortodoxos, católicos de rito oriental y latino impulsándolos al crecimiento en la propia Iglesia, en la caridad del único Cristo.
 

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación