Pope Francis

WIKIMEDIA COMMONS - Jeffrey Bruno

Francisco recuerda que la valentía de los mártires es necesaria

En el discurso del Santo Padre a la comunidad del Pontificio Colegio Escocés recuerda que vivimos en un cultura a menudo hostil con el Evangelio

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco ha recibido esta mañana en el Vaticano al Pontificio Colegio Escocés, en ocasión de la conmemoración del cuarto centenario de la transformación del Pontificio Colegio Escocés en un Seminario para la formación sacerdotal.
Tal y como ha indicado el Santo Padre en su discurso, este aniversario tiene un gran significado no solamente por los años que han transcurrido, sino principalmente porque “hacemos memoria de la fidelidad de los dieciséis hombre que, el 10 de marzo de 1616, manifestaron su determinación al volver a Escocia como sacerdotes para predicar el Evangelio”. Esa decisión –ha recordado– nació de la sangre de un mártir.
El Santo Padre ha explicado que el martirio de san John Ogilvie, cuya condena tenía el fin de reducir al silencio la fe católica, representó sin embargo “un impulso para su promoción y para la defensa de la libertad de la Iglesia de permanecer en comunión con la Sede de Pedro”.
El “sí” proclamado por estos hombres fue “elocuente no simplemente por sus buenas intenciones, sino más bien porque perseveraron y se prepararon a fondo, volviendo a Escocia para afrontar las dificultades que les esperaban, también si lo que podía significar era convertirse en mártires”.
También nosotros –ha asegurado el Papa– vivimos en tiempos de martirio, en un cultura a menudo hostil con el Evangelio. Por eso, les ha exhortado a tener el mismo espíritu de compromiso que tuvieron sus predecesores.
¡Amad a Jesús por encima de todo!, ha exclamado. Y les ha pedido que su “sí” esté marcado por la firme resolución de donarse completamente a su formación sacerdotal, para que sus años en Roma puedan prepararles para volver a Escocia y ofrecer plenamente su vida.
De este modo, ha asegurado a los presentes que si tienen el mismo ardor de sus hermanos de hace cuatro siglos, ese mismo amor por la Iglesia y por Escocia, honrarán la historia y los sacrificios que hoy recuerdan. “Os convertiréis también en nuestros días en un signo para el pueblo escocés, especialmente para los jóvenes, si los encontráis en su vida cotidiana, si llegáis a los que están más lejos de Cristo”, ha precisado.
Finalmente, el Papa ha aseverado que en este Jubileo de la Misericordia, reza para que el Señor les conceda la valentía y la gracia de ser fieles a su voluntad, que se dediquen a la oración, amando a Jesús especialmente en la santa Eucaristía, y que se encomienden a la protección de María nuestra Madre.
 

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación