El Papa Francisco - cuadro en la Pontificia Academia de las Ciencias

El Papa Francisco - cuadro en la Pontificia Academia de las Ciencias ©.

Francisco visita por sorpresa a sacerdotes ancianos y necesitados

El gesto se enmarca en la iniciativa “Viernes de la misericordia” del Año Jubilar

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- El papa Francisco prosigue con la iniciativa de los “viernes de la misericordia”, que en el marco del Año Jubilar significa dedicar una tarde al mes para realizar una obra corporal de misericordia.
Este viernes, el Santo Padre ha elegido dos comunidades de sacerdotes, precisamente en el mes en el que se celebró el Jubileo de los sacerdotes. Así ha querido manifestar “su cercanía y atención también a esos sacerdotes que no han podido participar físicamente en las bellísimas celebraciones jubilares, pero que están siempre presentes en su oración y su corazón”, se lee en el comunicado de la oficina de prensa de la Santa Sede.
De este modo, el Pontífice ha elegido dos comunidades donde ha acudido, “en una tarde larga e intensa, rico de encuentros, de emociones, de alegría espiritual y de momentos de oración”, añade el comunicado.
La primera comunidad que ha visitado se llama “Monte Tabor”, donde se encuentran ocho sacerdotes de diferentes diócesis que sufren problemas de salud, acompañados por un diácono permanente, especializado en psicología y dedicado al servicio de acompañamiento, siguiendo el carisma de los Padres Salvatorianos. El Papa se ha reunido con los sacerdotes en la capilla, escuchándoles y rezando con ellos.
Después, el papa Francisco se ha dirigido a la comunidad de sacerdotes ancianos de la diócesis de Roma, conocida como ‘Los cien sacerdotes’. Actualmente el centro atiende a 21 sacerdotes ancianos, algunos de ellos muy enfermos, asistidos por tres religiosas además del personal. La mayoría son sacerdotes diocesanos, pero también hay algunos religiosos.
“Después de haber dado la vida en el servicio de la Iglesia y de los fieles, ahora estos sacerdotes viven en el retiro y no muchos se acuerdan de ellos. Pero el Papa sí, y con esta visita ha querido demostrar a cada uno de ellos su afecto concreto y cordial, rico de consuelo, y ha dado una vez más ejemplo eficaz de misericordia, atención y gratitud a toda la comunidad de Roma y a la Iglesia”, concluye el comunicado. Asimismo, recuerda que el “Jubileo consiste principalmente en obras de misericordia, al mismo tiempo corporales y espirituales”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación