Sport al servizio dell'umanità (Foto ZENIT cc)

Sport al servizio dell'umanità (Foto ZENIT cc)

Presentan en el Vaticano el primer evento sobre fe y deporte

‘El deporte al servicio de la humanidad’ se realiza en el Vaticano del 5 al 7 de este mes. En la apertura estará el papa Francisco

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- ¿Por qué un dicasterio del Vaticano se preocupa por el deporte? «El concepto de cultura hoy es antropológico, lo más amplio posible, transversal». Así el deporte entra en el interior de la cultura. «Se ha vuelto como la música uno de los lenguajes universales, un valor subrayado por el papa Francisco». O sea «una comunicación sin intérpretes que supera el lenguaje humano y por esto nos interesamos».
Lo indicó este martes el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura; durante la presentación del evento “Sport at the Service of Humanity” (Deporte al servicio de la Humanidad) que se realiza en Roma del 5 al 7 de octubre y que mañana por la tarde tendrá su apertura en el Aula Pablo VI del Vaticano, con la presencia del santo padre Francisco y en el cual las personas con limitaciones físicas tendrán un rol central. Los otros eventos se realizarán en el aúla nueva del Sínodo, siempre en el Vaticano.
Participarán también unos 15 líderes religiosos de las principales religiones de la humanidad, entre los cuales el delegado de Bartolomeo I, del patriarcado de Moscú; representes judíos y comunidades islámicas italianas y extranjeras; el arzobispo anglicano de Canterbury, Mons. Justin Welby; el secretario general de las Naciones Unidas, Banki-mooon,  y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thmoas Bach, entre otras personalidades.
El evento tendrá momentos de reflexión y musicales, contará con coreografías y la participación de atletas internacionalmente famosos.
Disertaron en la conferencia Mons. Melchor Sánchez de Toca y Alameda, subsecretario del Pontificio Consejo de la cultura; Christian Deuringer, responsable del Global Brand Management de Allianz SE; Mario Pescante, embajador del Comité Olímpico Internacional ante la ONU; y el jugador de fútbol profesional de origen paquistaní, Kashif Siddiqi, co-fundador de Football for Peace.
El cardenal Ravasi añadió que “desde siempre el deporte noble, auténtico es parte de aquella categoría general que los griegos llamaban la paideia, la formación”. “No solamente la competición de órganos físicos, sino de inteligencia y habilidad”. Porque en el juego, precisó, está el elemento con el cual un niño ya se manifiesta. En el deporte “se unen cuerpo y espíritu, inteligencia y miembros”. Por ello el ejercicio físico era llamado por los griegos, askesis o sea accesis, como una experiencia casi mística.
Y el tercer punto que destacó el purpurado es que el deporte ahora involucra, como sucedía también en el pasado, la fe en un sentido amplio, porque se puede decir que las olimpíadas griegas eran actos de culto y cultura. Por ello invitó a “volver al deporte como ética y espiritualidad”, y señaló la calidad de las Paraolimpíadas, «como signo más alto que demuestra que la persona puede superar el dolor y la adversidad».
El embajador del Comité Olímpico Internacional ante la ONU, Marío Pescante, por su parte destacó el rol que tuvo en las recientes olimpíadas de Río de Janeiro, “el equipo olímpico de los refugiados el cual obtuvo más aplausos que todos los otros, y este fue un mensaje fuerte”.

Share this Entry

Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación