Misa Del 26 De Octubre De 2018 En Santa Marta © Vatican Media

Misa Del 26 De Octubre De 2018 En Santa Marta © Vatican Media

Santa Marta: Construyendo la paz en el mundo con "tres pequeñas cosas"

Humildad, dulzura, paciencia.

Share this Entry

(ZENIT – 26 octubre 2018).- «Podemos construir la paz en todo el mundo con estas pequeñas cosas»: humildad, dulzura y paciencia, aseguró el Papa Francisco en la misa de este viernes 26 de octubre de 2018 en la Casa Santa Marta.
En su homilía informada por Vatican News, el Papa meditó sobre el himno a la unidad «dado por San Pablo en la primera lectura (Ef 4,1-6). Los cristianos de entonces y los de hoy están «demasiado ocupados» con sus «luchas internas», lamentó el Papa: están «acostumbrados a respirar el aire de conflicto» mientras que «la carrera de armamentos, la preparación de las guerras, de la destrucción, continúa».
«Incluso las instituciones mundiales, como lo vemos hoy, creadas con la mejor voluntad para ayudar a la unidad de la humanidad, la paz, son incapaces de llegar a un acuerdo», continuó: «hay veto aquí, un interés allí … Y tienen dificultad para encontrar acuerdos de paz. Y durante este tiempo los niños no tienen nada que comer, no van a la escuela, no tienen educación, no hay hospitales porque la guerra destruye todo. Tenemos una tendencia a la destrucción, a la guerra y a la desunión. Es la tendencia que siembra el enemigo en nuestro corazón, el destructor de la humanidad: el diablo».
Déjalo, solo abre tu corazón
La paz, la unidad, se construyen con «humildad, dulzura y paciencia», dijo el Papa Francisco. «Nosotros, que estamos acostumbrados a insultarnos … déjalo … abre tu corazón. ¿Podemos hacer la paz en el mundo con estas tres pequeñas cosas? Sí, es el camino. ¿Podemos llegar a la unidad? Sí, este es el camino: «humildad, dulzura y paciencia». Y Pablo continúa con un consejo muy práctico: «apoyaos los unos a los otros con amor». Vamos a apoyarnos unos a otros. No es fácil, el juicio siempre sale, la condenación, que conduce a la separación, a la distancia … »
Cuando los miembros de una misma familia se alejan, «el diablo es feliz», es «el comienzo de la guerra», advirtió el Papa que los instó a soportarse unos a otros «porque todos damos motivos de enojo, porque todos somos pecadores, todos tenemos nuestros defectos».
Para concluir, el Papa se detuvo en «el consejo de Jesús» en el Evangelio: «cuando vas con tu adversario ante el magistrado, mientras estás en el camino, haz todo lo posible para arreglarlo con él» ( Lc 12,54-59). «Hacer la paz lo primero: es la humildad, es la dulzura, es la paciencia. Podemos construir la paz en todo el mundo con estas pequeñas cosas, porque estas actitudes son la actitud de Jesús: humilde, dulce, perdona todo».
«El mundo de hoy tiene necesidad de paz, insistió, necesitamos paz, nuestras familias necesitan paz, nuestra sociedad necesita paz. Comencemos en casa a practicar estas cosas simples: paciencia, dulzura, humildad. Avancemos en este camino: siempre hacer la unidad, consolidar la unidad. Que el Señor nos ayude en este camino.
© Traducción ZENIT, Raquel Anilllo

Share this Entry

Anne Kurian-Montabone

Laurea in Teologia (2008) alla Facoltà di teologia presso l'Ecole cathedrale di Parigi. Ha lavorato 8 anni per il giornale settimanale francese France Catholique" e participato per 6 mese al giornale "Vocation" del servizio vocazionale delle chiesa di Parigi. Co-autore di un libro sulla preghiera al Sacro Cuore. Dall'ottobre 2011 è Collaboratrice della redazione francese di Zenit."

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación