Mons. Paglia presenta el evento sobre Inteligencia Artificial © Pontificia Academia Para la Vida

Mons. Paglia presenta el evento sobre Inteligencia Artificial © Pontificia Academia Para la Vida

Inteligencia Artificial: La Pontificia Academia para la Vida buscará el “Buen Algoritmo”

Firma de un llamamiento por la ética

Share this Entry

(zenit – 25 feb. 2020).- Del 26 al 28 de febrero, la Pontificia Academia de la Vida dedicará su Asamblea anual a la Inteligencia Artificial en tres ámbitos: ética, derecho y salud. El taller “El ‘Buen’ Algoritmo”, se ha presentado esta mañana en la Oficina de Prensa del Vaticano.

Han participado en la presentación del evento, este martes, 25 de febrero de 2020, Mons. Vincenzo Paglia, presidente de la Pontificia Academia para la Vida; el reverendo padre Paolo Benanti, terciario regular franciscano, académico de la institución vaticana; y la profesora Maria Chiara Carrozza, profesora ordinaria de Bioingeniería Industrial, Escuela Superior  de Santa Ana de Pisa.

Mons. Vincenzo Paglia, presidente de la Academia Pontificia para la Vida, ha señalado que es necesaria “una fuerte ambición moral para humanizar la técnica y no tecnologizar al humano”, ha anunciado de manera particular, el evento con el que clausurarán el encuentro, el viernes 28 de febrero, en el que se firmará el “Llamamiento de Roma” (Rome Call) por la Ética de la Inteligencia Artificial, que presentarán al Santo Padre.

“Llamamiento de Roma”

El “Llamamiento de Roma” por la Ética de la Inteligencia Artificial, ha descrito el obispo Paglia, no es un texto oficial de la Academia, sino un “documento de compromisos compartidos, propuesto por nosotros”, en el que, de forma resumida y sintética, “se formulan algunos compromisos, básicamente vinculados a tres capítulos: ética, derecho, educación”.

El presidente de la Academia ha aclarado que la innovación digital, “de hecho, toca todos los aspectos de la vida, tanto personal como social; afecta a la forma en que entendemos no sólo el mundo, pero también a nosotros mismos”.

Ponentes internacionales

En el evento, que tendrán lugar de miércoles a viernes en el Aula Nueva del Sínodo, participarán como interlocutores Brad Smith, presidente de Microsoft; John Kelly III, vicepresidente ejecutivo de International Business Machines Corporation (IBM); David Sassoli, presidente del Parlamenteo Europeo; y Dongyu Qu, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Además, está previsto que el Papa Francisco se conecte en streaming desde el Palacio Apostólico para dirigir unas palabras a los participantes.

Este evento se entiende como una continuidad del taller que la Academia organizó el año pasado sobre «Roboética, personas, máquinas y salud» que se celebró en febrero de 2019.

El Papa Francisco, ha indicado Mons. Paglia, pide a la Academia que “desarrolle una reflexión” sobre las “nuevas tecnologías emergentes y convergentes de objetos finitos”, tales como las tecnologías de la información y la comunicación, la biotecnología, nanotecnología, robótica.

Asimismo, el prelado italiano ha explicado que “Las decisiones, incluso las más importantes, como las de carácter médico, económico o social, son hoy en día el resultado de la voluntad humana y una serie de contribuciones algorítmicas”, ha señalado. “La vida humana está en el punto de convergencia entre la entrada humana y el cálculo automático, de modo que es cada vez más complejo comprender su objeto, prever sus efectos, definir su responsabilidad”.

Padre Paolo Benanti

“La Inteligencia Artificial no sirve para hacer una cosa específica; está destinada sobre todo a cambiar el modo con el que hacemos todas las cosas”, como sucedió con la electricidad, ha descrito el franciscano.

“Si queremos que la máquina apoye al hombre y al bien común, sin sustituir nunca al ser humano, entonces los algoritmos deben incluir valores éticos y no sólo numéricos”, ha indicando el académico. Básicamente, ha detallado, “necesitamos ser capaces de indicar los valores éticos a través de los valores numéricos que alimentan el algoritmo”.

El padre italiano ha ofrecido otra premisa: “La ética necesita contaminar la computación”, y ha asegurado que “necesitamos algoritmos, es decir, una forma de hacer computables las evaluaciones buenas y malas. Sólo así podemos crear máquinas que puedan convertirse en instrumentos de humanización del mundo”.

Share this Entry

Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación