El Papa Francisco con los niños del dispensario Santa Marta © Vatican Media

El Papa Francisco con los niños del dispensario Santa Marta © Vatican Media

El Dispensario Pediátrico de Santa Marta reabre sus puertas

Con las precauciones necesarias

Share this Entry

(zenit – 4 junio 2020)-. El Dispensario Pediátrico de Santa Marta, reabre sus puertas tras dos meses y medio de cierre debido a la emergencia sanitaria por coronavirus.

Desde el 3 de junio de 2020 y observando todas las precauciones necesarias vuelve a ofrecerse la atención médica en apoyo de las familias necesitadas, dirigidas en particular a los niños y las mujeres embarazadas, informa Vatican News.

Nuevos procedimientos

En este Dispensario, que forma parte de las actividades de la Limosnería Apostólica y al que acuden madres de todo el mundo, durante los últimos meses de confinamiento solo se ha podido prestar asistencia por teléfono.

A partir de ahora, el acceso está regulado para evitar las concentraciones masivas. Concretamente, la organización utilizará las llamadas telefónicas para concertar citas, de modo que no todas las personas lleguen al mismo tiempo.

Servicios a familias necesitadas

“En unos días todo volverá a ser todo casi como antes”, apuntan en el citado medio los operadores del Dispensario Pediátrico de Santa Marta en relación con la reapertura. Al mismo tiempo, subrayan la importancia de los servicios ofrecidos a las familias necesitadas, especialmente en esta fase de convivencia con el virus.

“El Dispensario debe ofrecer necesariamente una señal de presencia”, declara la voluntaria Valentina Giacometti. “Estamos cerca de aquellos que actualmente experimentan las mayores dificultades económicas y sociales”, añade.

Para Valentina, en estos momentos, la mayor de dificultad en su labor solidaria será sin duda el no poder abrazar a los niños: “Pero no importa”, describe, “aprenderemos a comunicarnos con la mirada incluso a través de las mascarillas”.

Calidez familiar

Las circunstancias sanitarias actuales exigen la adopción de nuevos comportamientos, pero sin afectar a la calidez familiar y la atmósfera lúdica que siempre han caracterizado este entorno en el que los médicos especialistas acompañan a las madres y a los niños durante su desarrollo, indica la misma fuente.

La propia entrada del Dispensario de Santa Marta, tan pronto como se cruza la entrada del Vaticano del ‘Perugino’, ofrece un bello jardín que da la bienvenida a sus usuarios. El emblema del Dispensario, la imagen de la Sagrada Familia, está presente en su puerta: “Le rezamos constantemente para que pueda proteger a las familias que encontramos en nuestras actividades”.

En este centro se presta una atención especial a las personas que no poseen la tarjeta del Servicio Sanitario Nacional, pues “la especificidad del Dispensario es proporcionar asistencia médica especialmente a los que no la tienen en el territorio italiano”.

Las familias suelen llegar por medio del boca a boca y en el marco de la red de las parroquias. No obstante, para obtener una primera entrevista y una cita solo es necesario visitar su página web y llamar a su número de teléfono.

Share this Entry

Larissa I. López

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación